Andina/difusión

Continúan las críticas a la reforma del Sistema Privado de Pensiones

10 de julio de 2012

Mía Ríos

La República

Pero el ministro de Economía, Luis Miguel Castilla, indicó que el proyecto de ley aprobado por el Congreso reúne gran parte de lo que el gobierno plantea para este sistema, por lo que el Ejecutivo no lo observará.

Las críticas no se detienen tras la prisa en la aprobación del proyecto para la reforma del Sistema Privado de Pensiones (SPP), que beneficiaría más a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) que a los afiliados.

El economista del Instituto Peruano de Economía (IPE) Pablo Secada calificó al dictamen aprobado como ‘un error de diseño estratégico por parte del Gobierno’.

Indicó que se debería caminar a un sistema en el que se tenga un seguro de salud, de desempleo y una pensión, que cubra a los más vulnerables.

Para ello, Secada reafirmó que es necesario contar con un sistema de pensiones más competitivo.

“Las comisiones son importantes, pero lo más fundamental es que el dinero esté bien administrado”, destacó.

Sin embargo, señaló que pese a que se podría haber logrado mejores acuerdos, la reforma en términos generales va a mejorar.

Por su parte, el congresista Yonhy Lescano señaló que no es cierto que los afiliados tendrán dos representantes en los directorios de las AFP.

“Lo que dice el texto aprobado es que habrá dos representantes independientes, que la experiencia indica generalmente son representantes de gremios empresariales”, dijo.

Sobre el monto de comisiones precisó que mediante el sistema de subastas entre las cuatro AFP, ganará la que ofrezca la menor comisión. “Lo más grave es que esa comisión reducida solo estará vigente por 24 meses, luego la AFP podrá fijar de modo totalmente libre, según el texto aprobado”, afirmó.

Asimismo, el economista Jorge Gonzales Izquierdo, manifestó que el cobro de comisiones mixtas planteado por el Ejecutivo afectará los fondos de los afiliados.

“Esta ley dice que se va a cobrar sobre el valor del fondo y ya no sobre el sueldo, pero como es un proceso complicado en un estimado de 10 a 12 años se va a combinar los dos sistemas. Es como si le pusieran a uno un impuesto sobre el fondo. Solo que la recaudación de dicho impuesto no va a ir al Gobierno, sino a los bolsillos de las AFP”, alertó.

En ese sentido, cuestionó la aprobación del proyecto y agregó que algunas comisiones del Congreso han actuado de forma ligera frente a este tema. Sin embargo, precisó que todavía quedan algunas posibilidades para que las autoridades consideren estos aspectos ya que los trabajadores le confían sus ahorros a las AFP para ganar rentabilidad.

No observarán la ley

El ministro de Economía, Luis Miguel Castilla, descartó que el Ejecutivo realice alguna observación a la autógrafa, ya que el gobierno está incorporado en dicha norma.

Indicó que solo verán cómo quedó el proyecto final pues contiene los cuatro pilares fundamentales: cobertura, competencia con la descentralización de ciertos procesos que tienen las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), rentabilidad donde se permite la inversión de fondos alternativos y más transparencia para el usuario.

Estas declaraciones de Castilla significarían que el Ejecutivo promulgaría la ley de la Reforma de las AFP en un breve plazo.

El trabajador es el que elige

Sobre los cuestionamientos de inconstitucionalidad, el ministro de Trabajo, José Villena aseguró que si se hubiese señalado en el proyecto que el trabajador se debe afiliar a una AFP, podría considerárselo en dichos términos.

“Si el trabajador no está de acuerdo con la AFP puede ir a la ONP. Nosotros creemos que la propuesta que hemos hecho es la más objetiva para la población”, aclaró.

Respecto a la obligatoriedad de afiliar a los trabajadores independientes a un sistema de pensiones dijo que si no hay una ley que obligue al trabajador a tributar no lo hará porque no hay cultura previsional. “Lo que decimos en el dictamen es que se obligue al trabajador a optar por algún sistema”, dijo.

Recordó que el principal problema en el mundo es por culpa del sistema público ya que los Estados no pueden pagar pensiones, por lo que terminan reduciendo los montos.

 

10-7-2012 – Pablo Secada – La República

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *