De nuevo, crisis política (no importa cuando lo leas)

10 de febrero del 2022
Milagros Campos Ramos

Mientras que en el mundo los informes de Idea InternacionalV-Dem Institute entre otros, se refieren a procesos de erosión de la democracia y un incremento de regímenes que se tornan en autoritarios o dejan de ser democráticos, en el Perú se agrava (una vez más) la crisis política y con ello crece la incertidumbre que ralentiza o paraliza al sector privado y público, afectando la gobernanza. Si ensayamos una línea de tiempo, las crisis políticas se han hecho más frecuentes.

Si bien las causas de las continuas crisis políticas en el Perú pueden ser diversas, en este artículo y el siguiente abordaremos dos: las del diseño institucional y las que están relacionadas con los actores políticos. En esta ocasión, nos ocuparemos de estas últimas. Los actores políticos dependen en buena medida de los partidos políticos y de las reglas electorales.

Las sociedades cambiaron y los partidos políticos también, pero su rol en la democracia representativa continúa siendo esencial. Sin embargo, en el Perú, la proliferación de nuevos partidos abrió espacios para el aventurerismo político sumado a electores dispuestos a votar por el anti establishment.

El Perú no cuenta con partidos políticos que agreguen intereses y que tengan un diagnóstico de los problemas del país, así como tampoco una propuesta de políticas para atenderlos. Los partidos no suelen ser escuelas de formación de cuadros, no hay élites políticas. Ello se agravó por la prohibición de reelección parlamentaria inmediata.

Con partidos poco representativos1y una creciente desconfianza hacia los políticos, la reelección parlamentaria fue de una de las menores en la región. Entre 2001 y 2016 (antes de la prohibición de reelección), el porcentaje de parlamentarios reelectos fue de 22% en promedio, a pesar de que más del 70% postularon. Sin embargo, al prohibir la reelección, se eliminó el principal incentivo para una buena gestión que sería premiada por los electores.

Junto con ello, se reducen las posibilidades de enrolar personas con vocación de ser políticos profesionales pues el proyecto personal se convierte en una aventura de cinco años. La falta de experiencia y de acumulación de conocimiento del oficio estimula proyectos de corto plazo y reduce conductas colaborativas.

La falta de idoneidad para el ejercicio del cargo, de buena parte de las autoridades electas, muestra la carencia de formación política de quienes se acercaron en vísperas del cierre de inscripción. Los partidos políticos que organizan la competencia electoral deben constituir filtros para proponer una lista de candidatos. A estas alturas ya hay un checklist por el que deben pasar a sus candidatos antes de inscribirlos.

¿Qué hacer? Primero, empezar por vincular la calidad de la democracia a la calidad de los políticos. Alcántara ha resumido la calidad de los políticos en atributos de calidad personal, calidad estratégica y desempeño en el cargo2.

Segundo, debatir el cambio de reglas electorales, pues si las mantenemos, difícilmente los resultados serán diferentes. Conscientes de que ninguna medida aislada contribuirá a lograr la profesionalización de la política, debe eliminarse la prohibición de reelección parlamentaria. Si se quiere, puede limitarse a tres periodos de manera que se combine experiencia y renovación.

Tercero, parte de los cambios en la sociedad, como las tecnologías de la información y el internet, han modificado la comunicación de los partidos y de algunos representantes con sus electores. El uso de estos mecanismos puede facilitar la  participación ciudadana. De esa manera, se pueden transmitir demandas ciudadanas3 a la agenda pública.

Cuarto, la participación de los partidos políticos controlando la oferta electoral tiene sentido si se responsabilizan por ella y establecen filtros que permitan mejorar la calidad de los políticos.

Quinto, las reglas deben incluir la depuración de partidos y movimientos regionales que funcionan como partidos cascarón, así como formulas efectivas de democracia interna.

Todo ello supone un compromiso con la democracia y los valores que ella encarna, como la defensa de derechos, tolerancia y dialogo político, evitando los rótulos para descalificar al que piensa diferente.

Notas al pie:
1 Uno de los cuatro problemas en el diagnóstico de la política peruana presentado por la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política fue el contar con partidos políticos poco representativos. El informe Hacia la democracia del Bicentenario puede consultarse en el siguiente enlace (ver documento).
2 Alcantara, Manuel; El oficio de político; Tecnos; 2018.
3 Welp, Yanina; “Todo lo que necesitas saber sobre las democracias del siglo XXI; PAIDOS; 2018.

Te puede interesar:

Diseños institucionales para una legislación eficaz
¿Tiene responsabilidad política el Presidente de la República durante su mandato?

Volver a Desafío Perú

COMENTARIOS

  1. Humberto Sullón Rebolledo
    Febrero 14, 2022 Responder

    Buen análisis técnico, pero con la incipiente democracia, elementos vinculados al terrorismo, investigados y procesados por un concurso de delitos postulen al congreso, a la alcaldía, gobernadores, Miembros de Jurado que en elecciones a candidatos los observan y luego sospechosamente les dan viabilidad, politiqueros que postulan para hacerse ricos con el dinero del pueblo, candidatos que ni siquiera conocen sobre gestión pública, el actual presidente, que reconoce que no está preparado para gobernar, que está aprendiendo, no motiva un plan nacional de desarrollo, los inversionistas peruanos y extranjeros no quieren invertir por temor, al irespeto albestado de derecho, con sus aspiraciones comunistas quieren una asamblea constituyente para perpetuarse en el poder, considero que debe endurecerse la pena a cadena perpetua para los funcionarios públicos que con argucias se apropian del dinero que está destinado para solucionar los problemas de las políticas públicas que constituyen los derechos para una vida digna, Pedro Castillo, el popular trabalenguas, se estaría enriqueciendo con los grandes contratistas, dentro del endurecimiento de la penalidad debe alcanzar a jueces y fiscales que protegen a los politiqueros corruptos, el procurador general del estado que pidió,que investiguen al presidente, tramaron para sacarlo del cargo, pese firmó contrato el 2020, tanta corrupción que ya deben poner freno.

  2. Milagros, justamente en esta ausencia de partidos políticos fortalecidos como en los países más desarrollados, los partidos políticos en A.L. y especialmente de izquierda signatarios del acuerdo del Foro de Sao Paulo y Puebla están presentes en el Perú, vía el actual partido gobernante, PL y algunos aliados. Ellos utilizan esta mediocridad que tenemos en los partidos para sacar ventaja y tratar de imponer sus estrategias y capturas de gobiernos, como ya lo hicieron con Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Argentina y hoy estaríamos presentes junto a Chile que ya consiguió la Constituyente, del cual la mayor parte de su población hoy está arrepentida. Forjar instituciones políticas en estos tiempos es muy complicado, en estos países, por el avance de la ciencia, tecnología, la economía, la política mundial, la globalización que rápidamente algunos planteamientos que efectué una agrupación política, quedan obsoletos. Tal es así, que los principios del Foro mencionado están en el pasado, su aplicación lleva al desastre cuando se aplica en un país, sin embargo sirven a los intereses de otras potencias que se reparten el poder mundial.

  3. LOS PARTIDOS POLITICOS EN EL PERÚ, SON INSTITUCIONES DEBILES. Y TODA INSTITUCION DEBIL ES CORRUPTIBLE.
    TENEMOS QUE CREAR UNA LEGISLACION MAS DRASTICA Y SEVERA, PARA IMPEDIR QUE; NARCOTRAFICANTES, ESTAFADORES, TESTAFERROS, VIOLADORES, TERRORISTAS, EXTREMISTAS, DELINCUENTES, PROXENETAS Y TODA LACRA SOCIAL MAS PARTICIPE EN POLITICA. PORQUE EN EL PERÚ, TODA PERSONA QUE NO TENGA SENTENCIA. PUEDE PARTICIPAR EN POLITICA. EJEMPLO. CASTILLO, HUMALA, VIZCARRA, PPK, TOLEDO, KEIKO, ALAN GARCIA, CASTAÑEDA LOSSIO, SUSANA VILLARAN, VLADIMIR CERRON, ETC,ETC,ETC. Y PARA QUE LA SOCIEDAD SIENTA Y VEA, QUE HABRA UN CAMBIO PARA MEJOR. REFORMEMOS EL MINISTERIO PUBLICO, PODER JUDICIAL, LA POLICIA NACIONAL, LA DEFENSORIA DEL PUEBLO, LA PROCADURIA NACIONAL, LOS ORGANISMOS SUPERVISORES. SOLO PARA EMPEZAR.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público.