Diagnóstico económico de Cajamarca

Julio del 2014
Revista de la Cámara de Comercio de Cajamarca

El Perú ha pasado por un largo periodo de deterioro absoluto y relativo en los niveles de vida de la población. A inicios de los años 70’s el PBI real per cápita de nuestro país era superior al de China, Brasil y Chile. Sin embargo, perdimos dos décadas en las que este nivel no solo no mejoró, sino que empeoró. Luego del desastre de los 70’s y 80’s, el Perú creció muy fuertemente, sobretodo en la década pasada (Gráfico 1). Perú ahora se encuentra entre las 10 economías con las mayores tasas de crecimiento pronosticadas para el periodo 2010-2050.

La mejora en la productividad, representada por la Productividad total de factores (PTF), ha contribuido al crecimiento. Esta variable presentó un crecimiento equivalente al triple del promedio mundial y casi 10 veces el promedio regional. Aun así, luego del crecimiento espectacular desde 1992, la productividad solo ha recuperado el nivel de los años 60´s. En cuanto a la inversión, esta cifra ha alcanzado niveles record (29.6% del PBI en el 2013).

Dentro de este rubro, la inversión minera se ha multiplicado por 40 en los últimos 20 años. Esto último es de suma importancia debido a las consecuencias positivas que tiene sobre el PBI, el empleo, los ingresos fiscales. Además, y en contraste con lo que siempre se dice, el crecimiento de la última década ha sido el más inclusivo en la historia peruana. La pobreza ha experimentado una de las reducciones más dramáticas en la historia mundial, y la distribución en el ingreso ha mejorado debido a que los sectores más pobres han incrementado sus ingresos en mayor proporción.

En Cajamarca, entre 2001 y 2012 se registró un incremento en ingresos y en algunos indicadores sociales (cobertura de agua potable y electricidad) que han visto mejoras aún mayores que las de Perú. Sin embargo, es una de las regiones que posee la tasa de crecimiento del Valor Agregado Bruto (VAB) más baja en todo el Perú. Entre los años 2005 y 2012, esta región creció solo 9%, mientras que en Perú creció 60% y regiones como Ayacucho y Cusco crecieron más de 80%. Debido a esto, el empleo en las zonas urbanas de Cajamarca solo creció 4% mientras que el Perú urbano registró una tasa de crecimiento de 62% en la última década. Esta falta de dinamismo parece mantenerse en el último año, el Instituto Peruano de Economía ha estimado que Cajamarca presentará una contracción de 2.2% en 2013.

Las principales actividades productivas en Cajamarca son la minería (36% del VAB) y Agricultura, caza y silvicultura (13% del VAB). Siendo la actividad minera tan importante en esta región, resulta fácil entender que en el periodo en el que Cajamarca mostró un crecimiento superior al de Perú (36% Cajamarca y 23% Perú entre 2001 y 2005), la minería contribuyó con 30% de este crecimiento debido a su buen desempeño.

Asimismo, cuando Cajamarca mostró un crecimiento inferior, fue porque el sector minería se contrajo. En cuanto a la productividad de esta región, vemos que la productividad en el Perú es superior a la de Cajamarca en todos los sectores menos en minería. En esta rama de la actividad, Cajamarca presenta una productividad que equivale a 3.2 veces la productividad en el Perú.

Por último, cabe mencionar que en esta región el presupuesto por habitante se ha duplicado en los últimos 5 años; sin embargo, la ejecución del presupuesto para inversiones es baja en los gobiernos locales. Del mismo modo, hacer todo lo posible para que las inversiones no lleguen a su región es un hecho que claramente perjudica el crecimiento. Esto debe cambiar, si lo que se busca es dejar de ser una de las regiones menos competitivas, y con una de las mayores tasas de pobreza en el país (Gráfico 3). (Instituto Peruano de Economía)

Julio – Gianfranco Flores – Revista Cámara de Comercio de Cajamarca

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *