Andina/difusión

Disección informal

26 de diciembre de 2016
El Comercio

 
El gran reto. Para muchos trabajadores informales, los beneficios de la formalidad no justifican sus costos. Los sectores agropecuario y pesquero poseen 98% de empleo informal.

Los países menos desarrollados tienen economías más informales. Esa es una relación bien establecida. Sin embargo, dado el nivel de ingresos del peruano promedio, el Perú es especialmente informal. De hecho, el país tiene casi 20 puntos porcentuales más de informalidad de lo que corresponde a naciones con similar PBI per cápita. En línea con este desafío, la actual administración fijó como meta un nivel desempleo informal del 40% para el 2021. Sin embargo, lo que sabe de la economía informal es limitado.

Por definición, observar y cuantificar la informalidad no es fácil. Además de señalar que la informalidad abarca casi tres de cada cuatro empleos y nueve de cada diez empresas, se discuten pocos datos. Es por eso una buena noticia la reciente publicación de la Cuenta Satélite de Economía Informal 2007-2015 del INEI.

A escala regional, la información provista por el INEI indica que solo las regiones de Lima y Callao poseen una tasa de informalidad laboral menor al 60%, y que regiones como Huancavelica, Ayacucho, Cajamarca y Puno muestran tasas cercanas a 90%.

Por otra parte, cuando se analiza por actividad económica, se observa que el sector agroperuario y pesquero posee un 98% de empleo informal; es decir, la informalidad es casi total en ese sector. Ello sorprende poco en la medida en que hoy la productividad del trabajador agrícola promedio es siete veces menor a la del trabajador de manufactura, y cinco veces menor a la del trabajador promedio de construcción.

Los costos

Más allá de la productividad, entre las características más llamativas que distinguen a las empresas formales e informales destacan los años de vida que logran mantenerse en el mercado. Mientras la mayoría de empresas formales que actualmente operan tienen más de seis años de funcionamiento, la mayor parte de empresas informales no logra alcanzar los tres años.

Como herramienta de política pública, el informe del INEI puede ser especialmente importante para explicar algunas causas de la informalidad. Las políticas de formalización han tenido poco éxito hasta ahora; según el reporte, la informalidad entre empresas no agropecuarias ha pasado de 87,2% en el 2007 a 82,6% en el 2015, menos de cinco puntos porcentuales de reducción en ocho años. Casi la mitad de las unidades productoras informales (47,5%) simplemente no considera necesario ser formal, en tanto que para un tercio (34,3%) la pequeña escala del negocio es el factor determinante. En parte, ello refleja que los beneficios de la formalidad -como el mejor acceso a crédito, la protección legal de constituirse como persona jurídica, el mayor acceso a clientes y proveedores, entre otros- para muchos no justifican los costos del marco formal.

Cabe destacar que solo el 3,6% no se registra por la alta carga de impuestos y el 0,6% porque los trámites son muy complicados, lo que demuestra la necesidad de medidas integrales -más allá de las tributarias o de mero registro-para continuar reduciendo la informalidad y promoviendo la productividad.

A fin de cuentas, quizá el dato más revelador sea que, a pesar de que el 73% de empleos son informales en el Perú, el sector informal produce menos de la quinta parte del PBI nacional. Las diferencias en productividad son patentes. Buena parte de las pequeñas y medianas empresas (mypes) son de supervivencia o se crean como forma de autoempleo ante la falta de mejores opciones laborales, y formalizarlas en el corto o mediano plazo puede ser demasiado costoso. El verdadero reto está, pues, en incrementar la productividad del trabajador promedio, y eso puede pasar por promover y facilitar su contratación en empresas formales de tamaño medio o grande, típicamente de mucha mayor productividad.

 

2016-12-26 – Disección Informal – IPE – El Comercio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *