Radio Nacional/difusión

“El gobierno es responsable de la caída de la inversión”

2 de agosto de 2015

Mariella Balbi

El Comercio

El economista considera que el problema de fondo de la situación económica del país es la concepción de desarrollo del presidente Ollanta Humala: “Él repite incluir para crecer, lo que es un disparate”

Asumió recientemente la presidencia del Instituto Peruano de Economía (IPE). Siente frustración al ver la poca capacidad de respuesta del gobierno para dinamizar nuestra economía. El crecimiento del 2015 será pobre: 2,5% del PBI.

Se criticó que el mensaje presidencial no tomó en cuenta nuestra realidad económica, bastante alicaída por cierto.

El presidente no conoce el territorio ni a sus pobladores, como él los llama. No se refiere a ciudadanos porque él no piensa en ciudadanía, sino en cómo darles dádivas y mantenerlos en ese nivel.

El gobierno llama a esto inclusión social…

Para tener inclusión social hay que llegar a todo el mundo, y no con dádivas. Es bueno atender a los ancianos, a los niños, aunque la anemia infantil está creciendo. Las cifras, los números mencionados en el mensaje presidencial, no tienen realidad frente a la magnitud del problema que vive el Perú. En algún sentido pienso que es una persona [el presidente] ‘innumerada’, equivalente matemático al analfabeto. No puede afirmar que hizo mil módulos para el friaje y que en el último año hará 13 mil. No puede decir que hay agua para el 95% de la población. Es un insulto para el millón y medio de personas que compran agua.

¿Nada de eso existe?

No. Además, comete errores tontos como sostener que ha gastado medio por ciento del PBI en obras indicando que son 4.000 millones de soles, cuando medio por ciento equivale a 2.500 millones. Ese es el nivel.

¿El presidente tiene una visión clara de la economía del país, la dirige?

Los primeros dos años y medio, la economía se manejó en piloto automático. El ministro Castilla hizo una gran labor, pero solamente en contener errores que el presidente quería cometer con su mentalidad estatista. Castilla sabía que requería la inversión privada, que ha sido el motor de la economía. En los últimos 10 años invirtió el 13% del PBI. Esto se frenó con señales estatistas: Repsol, Petro-Perú. El sector privado se retrae con este tipo de cosas.

¿La crisis internacional no pesó?

Cierto, es una situación internacional complicada. Pero el Estado Peruano es rico, tiene 30 mil millones de dólares guardados, debe movilizar la economía por el lado público. Pero tenemos ¡dos años seguidos en los que la inversión pública ha estado cayendo!

El gobierno afirma que la inversión pública ha sido más grande que en cualquier gobierno…

Ha caído en los dos últimos años, son cifras del MEF.

El presidente dijo en su discurso: 28 proyectos de inversión de 20 mil millones de dólares…

Que me los muestre, están en el papel o piensan ejecutarlos. Ahí están metiendo inversiones público-privadas, carreteras cofinanciadas. El problema de fondo es la concepción de desarrollo del presidente Humala. Él repite incluir para crecer, lo que es un disparate.

Lo cree fervientemente.

Porque nadie le ha explicado que el 80% de la caída de la pobreza se debe al crecimiento. Y este ha pasado de ser dinámico a ser un crecimiento anémico.

¿Entonces no ha incluido?

Por supuesto que no. Incluir es dar ciudadanía a la gente y la ayuda inicial es para que, gracias a esta, pueda salir adelante con sus propios medios. El discurso presidencial pinta un Estado presente en todo el Perú. Camina por el territorio nacional y está ausente. Está en manos de gobiernos regionales mafiosos, hoy cualquier narcotraficante puede hacerse de una región.

Si con esos 30 mil millones de dólares se pudo bajar considerablemente la pobreza, eliminar la anemia, crear infraestructura, ¿por qué no se hizo?

Leyendo a Richard Webb, vemos que todo el progreso, la disminución de pobreza lograda en el área rural, ha sido por los celulares y pequeños caminos rurales. Comunicación y conectividad. ¿Por qué el gobierno no llenó de caminos el Perú? La conectividad da beneficios, se fomenta el mercado. El gobierno ha repartido dinero ahí y, obviamente, quienes lo reciben se benefician en el momento. La concepción de desarrollo del gobierno es ningunear el crecimiento y enfatizar la asistencia social. Esta no puede llegar a todo el Perú. Hablan de un millón de beneficiarios, somos 30 millones. Seis son pobres y otros seis están en el margen de pasar a la pobreza. No se puede trazar una visión de futuro con Qali Warma, Cuna Más, Beca 18 y Juntos. Eso implica pensar que los peruanos son pobladores, no ciudadanos, y hay que darles algo. Cuando creces a 6%, disminuye la pobreza, es la única manera. Cuando creces a 2,5%, no.

¿Por qué no entiende esto el presidente?

Su concepción es que lo bueno que ocurre es por una acción directa. El mercado, la conectividad, el emprendimiento son secundarios. Pero sabemos que el 80% de la reducción de la pobreza viene del crecimiento. Nadie dice que no se asista a los más pobres.

Pero la focalización no es adecuada…

¿Cómo podrían focalizar bien si ni siquiera se pueden hacer proyectos de infraestructura importantes en las regiones porque la burocracia no obedece? O entra un nuevo gobernador regional y cambia las prioridades. Hay cantidad de proyectos que han pasado el SNIP y no se hacen.

Dicen que el MEF no otorga el dinero y la cola se mueve a su discreción…

Economía está obligado a desembolsar. Cierto que las regiones quieren realizar las obras por administración, metiendo a cualquiera y no a empresas privadas solventes que subcontraten a empresas regionales. ¿Por qué en cuatro años no se ha hecho la doble calzada entre Tumbes y Tacna? Dicen que está concesionada, pero hay problemas para las expropiaciones, y el Estado qué hace, dónde está. Hasta se puede dar pequeños subsidios, he calculado que con 160 millones de soles al año por cuatro años de cofinanciamiento, construías de Tumbes a Tacna. En cambio, anda a Pisco, vas por carretera y en Chincha encuentras a Calcuta.

¿La brecha de infraestructura ha crecido enormemente?

Sí. En momentos en que había dinero. Es imperdonable. Muchos tenemos frustración porque hemos trabajado con presupuestos precarios. Pero ahora hay dinero. Mira la Carretera Central, ha colapsado y nada se ha hecho. Tenemos ministros que no manejan su sector y reciben directivas de Palacio, del presidente o de Nadine…

¿Ella dirige esto?

No. Pero sabe qué proyectos impulsar y qué cancelar, todo en función a la política. Cómo se ha hecho el tren eléctrico con un solo postor, por ejemplo. Es una vergüenza y es oneroso. He hablado con ministros, cuentan que [funcionarios del] segundo y tercer nivel los ven como aves de paso.

¿Es un quinquenio perdido?

Más que perdido, porque los recursos que recibió este gobierno eran enormes y las cosas por hacer se conocían.

¿La crisis externa no es determinante?

Qué genera: baja de los precios de nuestros productos. Hace que los flujos de capital hacia el Perú disminuyan, que algunas de nuestras exportaciones bajen. Por qué el gobierno no ha hecho política contracíclica. Ha ahorrado cuando tenía que gastar. No creceríamos 8%, pero sí 5%, que es toda la diferencia del mundo. El sector privado no se retrae solo por la crisis externa. El cobre producido en el Perú cuesta 1,20 dólares la libra. A Chile, que no tiene energía ni agua, le cuesta dos dólares. No se aprovecharon los precios baratos. ¿Acaso a pesar de la crisis no se quiere hacer Conga? Tía María está desesperada por arrancar. El ministro de Vivienda dijo que las empresas regionales de agua están podridas. La ley indica que el Gobierno Central debe asumirlo. Si una región no hace, tiene todo el poder de intervenir. No puede esperar la amenaza, la quema de llantas. La exploración minera está parada. Hay proyectos grandes que no se están haciendo. Se habla del bajo precio del cobre de este año, pero la producción será dentro de cinco años. Mientras se construye, se dinamiza la economía.

¿La actividad minera está atontada?

Y encima el presidente no ha mencionado ni una palabra en su discurso sobre esto. Hay errores de las empresas y recién están reaccionando. El gobierno no hace nada para impulsar la minería. El principal dirigente antiminero fue Humala. Es su chip. Cuando inauguró un camino en Pisco, habló en contra de la minería cuando tenía a tres ministros tratando de destrabar Tía María.

¿Cuánto creceremos el 2015?

2,5% del PBI, es patético. Toromocho y Antamina, Constancia los han salvado de que sea menos.

No se ha generado confianza

El ministro de Economía declaró que la inversión privada cae por las elecciones…

Otra manera de decirlo es que el gobierno es responsable de no generar confianza y de la caída de la inversión. Palacio de Gobierno ha jugado en contra de la inversión privada. Ejemplos sobran.

También dijo que el gobierno hizo políticas contracíclicas en el 2014.

Pero insuficientes, en relación con lo que se requería y el dinero que se dispone. Además, no las acompañó de inversión pública, lo más importante. Elevó salarios, rebajó impuestos. La política contracíclica solo tiene efecto si incrementa la confianza empresarial. La caída de la inversión privada es culpa del gobierno. El gobierno no puede quejarse de la crisis externa, no somos Argentina. Es imperdonable no haber hecho un ‘shock’ de inversión en infraestructura como lo hizo China.

¿Por qué afirma esto Segura?

Porque tiene que defenderse de su pésima gestión. Es un hombre hábil, pero es un secretario de Palacio. Se ha tirado abajo decenas de iniciativas privadas. Mire las movidas hechas por el alcalde de Lima para lograr la aprobación del MEF, está usando la política para detener tremendas inversiones.

Él sostiene lo inverso, dice que la política afecta a los espíritus animales (inversionistas)…

¡Por favor! No hay política ahora, el MEF puede dar decretos legislativos. Dicen que saldrán, pero es para reglamentar leyes ya dadas, para ello no se requieren facultades. Le garantizo que en el MEF no saben qué harán con las facultades extraordinarias.

¿Usted qué haría?

Primero, asegurar que Humala no pase a la historia como un presidente anodino y como el peor de la historia del Perú. Se podría dinamizar la economía, dar confianza y permitir una transición pacífica si se impulsan a toda velocidad proyectos en las regiones. Si el gobernador regional no puede, el Gobierno Central tiene la facultad de quitárselos y hacerlos. Esas empresas de agua podridas, por ejemplo. Sabes que la refinería de La Oroya se alquilará, no la pueden vender porque el ministro del Ambiente se opone. La ampliación de Javier Prado no se hace porque afirman que el estudio es del 2011 y no saben si hay demanda.

¿A qué se dedica el gobierno?

Los ministros, a mantenerse a flote más o menos. A no hacer bulla, a apoyar a Palacio en todos los problemas políticos en los que se mete por pelearse con todos los grupos políticos. No les interesa tener un último año en paz. Imagine si el ministro de Educación lanza proyectos de inversión público-privada por 11 mil millones de soles, el impulso que se inyectaría. Pero no piensan en grande, sería una reactivación de los espíritus animales. También pueden dar mensajes sobre seguridad, no han construido cárceles.

¿Cuál será el crecimiento del 2016?

Quizá 3,5%, si entra un megaproyecto. El ‘selfie’ de los ministros –que ha dado la vuelta al mundo– revela una gran verdad: dónde está el presidente. Era una fiesta de despedida.

&nsbp;

02-08-2015 – El gobierno es responsable de la caída de la inversión – Roberto Abusada – El Comercio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *