Andina/difusión

El gobierno le tiene terror al ahorro

6 de diciembre de 2006

El gobierno solicitó al Congreso una autorización para disponer de S/.1,818 millones adicionales a los presupuestados para este año y así financiar programas que permitan mejorar el gasto fiscal y crear fondos que, según el presidente Alan García, serán “como guardar pan para mayo”. (El Comercio)

Es una lástima que nuestros gobernantes no hayan superado el terror al ahorro. Tal parece que la idea de que ahorrar es pernicioso sigue vigente. Por un momento pensamos que en estos tiempos sería irreal la frase lanzada por un empresario en el sentido de que es un crimen, en un país pobre como el Perú, tener un superávit de 0.5% del PBI. Pero nos equivocamos. Y así, mientras en Chile se espera un superávit fiscal por encima de 5% del PBI, aquí hacemos lo posible por perdernos todas las posibilidades de acumular recursos para no tener que recurrir a recortes dramáticos o a alzas en los impuestos cuando haya menos ingresos.

La Ley dice que el superávit (excedente de los ingresos sobre los gastos) debe ir al Fondo de Estabilización Fiscal (FEF), para asegurar el equilibrio fiscal en el mediano plazo, acumulando superávits en buenos tiempos y permitiendo únicamente déficits “moderados y no recurrentes” en tiempos menos favorables. La ley no dice: “si cree que sus ingresos son muy altos, gástese todo lo que pueda antes de fin de año y deje sólo un superávit pequeño”. Las reglas fiscales están para, entre otros fines, evitar la discrecionalidad. Pero, cuando se empieza a quebrar la ley “por razones extraordinarias”, lamentablemente, la infracción se vuelve práctica común. Y eso es lo que ocurrió desde el año 2000. El Congreso aprobó dispensas al cumplimiento de la regla fiscal. La última dispensa (que coincide con el último crédito suplementario por un fallido shock de inversión pública) es la que permite hoy al gobierno ceder a la tentación de gastar más de lo que debe.

De aprobarse la ampliación, en el primer semestre de la gestión García el gasto público habría aumentado en casi S/.21 millones por día calendario (casi S/.14 millones, si se considera los créditos del primer semestre del año) y el FEF recibiría menos fondos de los que debería. Y, en vez de comenzar el 2007 con un saldo en el FEF de casi 2.5% del PBI, lo haremos con uno de apenas 0.8% del PBI (tenemos 0.3% del PBI hoy y el MEF espera un superávit de 0.5% del PBI, incluyendo el crédito suplementario). Así, en 2006 habrá aumentado el presupuesto en más de S/.4,900 millones, casi 10% más de lo planificado. De hecho, tener S/.1,000 millones en fondos distintos al FEF, otorga menor rigidez en el gasto. ¿Será sólo una casualidad?

Fondo de Estabilización Fiscal (En Porcentaje del PBI), 2001-2006*

Si no hubieran habido créditos suplementarios durante todo el 2006, habríamos tenido un FEF con alrededor de 2.5% del PBI. ¿Cuándo vamos a aprender a ahorrar para tiempos peores?

Fuentes: BCRP y MEF / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

*Cifra calculada considerando que lo que ingresó al FEF en el segundo semestre del 2006 sólo fue el monto correspondiente al crédito suplementario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *