COVID-19, regiones, turismo, cusco

Golpes dispares del COVID-19 en regiones

22 de septiembre del 2020
El Comercio

Economías de Cusco y Arequipa caerían en 15% por sector turístico. Lima Encabeza a los departamentos más impactados por pandemia.

En el período enero-julio, el sector de alojamientos y restaurantes, así como también el de construcción, fueron los que mayores contracciones interanuales tuvieron, según el último reporte del INEI.

En contraparte, el sector financiero y seguros, como el de administración pública, fueron los que, incluso en este contexto de crisis, mostraron leves crecimientos. Y es que estos registros proporcionan un avance de cómo recibe cada región el impacto del COVID-19.

Para Carlos Durand, presidente de Perú-Cámaras, los efectos de la pandemia se percibirán de diferentes maneras en las regiones a partir de la composición de su capacidad productiva y las restricciones del Gobierno.

– Las más afectadas –

Lima comprende el 65,3% del total de operaciones en el país del sector de alojamiento y restaurantes, mientras que significa el 37,6% del rubro de construcción.

Diego Macera, gerente general del Instituto Peruano de Economía (IPE), indicó que es lógico asumir que la capital será la más afectada en esta crisis por su relevancia en el PBI, pues significa el 45,7% de la producción nacional.

Además, esto se sostiene en que Lima tiene componentes no primarios, es decir, actividades que por su propia naturaleza registran mayor probabilidad de contagio. Otros rubros que también explicarían el comportamiento del PBI en esta región al cierre del año son comercio y algunos segmentos del retail.

En tanto, Cusco también sería otra región gravemente afectada.

Joe Farfán, presidente de la Cámara de Comercio de Cusco, explicó que estas actividades –sumadas a comercio y transporte– significan el segundo pilar de la economía cusqueña y ascienden al 17% del PBI de la región.

“Alojamientos y restaurantes tiene un golpe mayor al 90%. Se estima que la economía de Cusco se contraiga en 15%, casi lo que significa la cadena turística”, refirió.

Farfán agregó que el principal pilar de Cusco son la minería e hidrocarburos, que significan casi el 50%. Pero si bien vienen abriendo operaciones, Macera y Durand dijeron que la paralización por la cuarentena incidirá en la foto al cierre del año.

Por otro lado, Javier Bereche, presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Piura, dijo que de las 83.000 empresas en esta región, hoy solo operan el 75%. La cifra restante la componen principalmente empresas que pertenecen a los sectores hoy más afectados: turismo y gastronomía. Sin embargo, Bereche rescató la reactivación de los negocios cercanos a las playas.

Esto también se replica en Arequipa, donde se ha visto “afectada enormemente”, indicó César Lütgens, gerente general de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa.

La proyección sobre la reactivación de este sector apunta al 2023 y se espera cerrar el año con una caída del PBI regional hasta de 15%.Sin embargo, Lütgens rescató que en el rubro minero se aprovechó el incremento del precio del cobre.

– Menos Impactadas –

Para Durand, las empresas agroindustriales y ubicadas en la costa serían algunas de las que cerrarían el año anotando crecimientos, así como también las de pesca.

En tanto, Macera apuntó que las regiones que tienen exposición a actividades primarias tendrían la posibilidad de percibir un rebote más rápido.

2020-09-22-Golpes-dispares-del-COVID-19-en-regiones-El-Comercio

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *