Historia de dos crisis

14 de agosto del 2017
Instituto Peruano de Economía
El Comercio

Escenario. Venezuela atraviesa por una crisis económica que recuerda la vivida en el Perú en los 80. Se prevé una inflación de 1.134% para el 2017.

Venezuela atraviesa la peor crisis económica de su historia. Según información del Fondo Monetario Internacional (FMI), el nivel de riqueza de los venezolanos, medido a través del PBI real per cápita, sería de US$11.977 en el 2017. Considerando que en 1960 el nivel de riqueza era de US$11.933, la crisis significa un retroceso de 57 años hasta ahora. El difícil panorama de Venezuela incluye una profunda recesión económica, hiperinflación, tasas de desempleo récord, y escasez de alimentos y medicamentos. Pero los peruanos no ignoramos este tipo de historias.

A finales de la década de 1980, la economía peruana sufrió la crisis económica más severa de su etapa republicana después del período de la Guerra del Pacífico. En el espacio entre 1987 y 1990, el PBI real registró una caída acumulada de 25%. Con ello, el nivel de riqueza del peruano promedio pasó de US$7.209 a US$5.097. Para 1990, el nivel de riqueza de Venezuela (US$15.083) era tres veces el de Perú.

La actual crisis económica venezolana ha significado un retroceso similar. De cumplirse la proyección del FMI del crecimiento negativo para el 2017 (-7,4%), la economía venezolana acumularía una caída de 32% durante el período 2013 – 2017. Con ello, el nivel de riqueza de Venezuela sería solo ligeramente mayor al del Perú (US$11.831).

Previo a la crisis peruana, su pico de desarrollo más reciente fue en 1981 (US$7.300). Luego de dicha crisis, al Perú le tomó 15 años recuperar dicho nivel de riqueza a un ritmo promedio de crecimiento anual de 1,9%. En el caso de Venezuela, recuperar el pico de riqueza registrado el 2008 (US$18.697) le tomaría 25 años creciendo al ritmo de la recuperación peruana y 10 años a un ritmo promedio anual de 5%.

—Inflación y empleo—

Entre 1987 y 1990, el Perú experimentó la mayor hiperinflación en la historia de América Latina y la decimosegunda más alta en el mundo. La inflación anual en 1990 fue de 7.649% y, en agosto de dicho año, alcanzó la máxima inflación mensual equivalente a 397%; es decir, los precios en el Perú se duplicaban cada 13 días.

En Venezuela, el Banco Central dejó de publicar la inflación en diciembre del 2014. No obstante, según la Universidad John Hopkins, la inflación mensual en Venezuela habría sido de aproximadamente 221% en noviembre del 2016, lo cual equivale a que los precios se dupliquen cada 17 días. Para el cierre del 2017, el FMI proyecta una inflación anual de 1.134%.

El desempleo es otra de las consecuencias de crisis tan pronunciadas. Este indicador casi se duplicó en el Perú, al pasar de 4,8% en 1987 a 8,3% en 1990. Casi 1,2 millones de peruanos perdieron sus empleos. En Venezuela, el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información asegura que en el 2016 alcanzaron el menor índice de desempleo en América Latina y el Caribe, el cual solo llegaría al 6% de la población. Sin embargo, según estimados del FMI, el desempleo ha aumentado significativamente en los últimos años, al pasar de 7,5% de la población en el 2013 a 21,2% en el 2016.

—Mucho más pobreza—

Un escenario de difícil situación económica, creciente inflación y mayor desempleo afecta obviamente el bienestar social. A partir de la Encuesta Nacional de Niveles de Vida, un estudio del Instituto Peruano de Economía (IPE) en el 2007 calculó que la pobreza en el Perú pasó de 41,6% en 1985-1986 a 55,1% en 1991; la crisis generó un incremento de la pobreza de 13,5 puntos porcentuales en cinco años. Con ello, según el Grupo de Análisis para el Desarrollo, el gasto de los hogares en alimentos se redujo en 35%, lo cual explica que el consumo de calorías y proteínas cayera en 18,7% y 24,7%, respectivamente.

En Venezuela, por su parte, las últimas cifras oficiales de la pobreza corresponden al segundo semestre del 2013. Desde entonces, un consorcio de varias universidades del país calcula la pobreza a través de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi). De ellas se desprende que la pobreza en Venezuela habría pasado de 34,2% el 2013 a 81,8% el 2016. Es decir, aumentó en 47,6 puntos porcentuales en tres años.

Las cifras de la Encovi 2016 también revelan que los hogares que hacen dos comidas o menos al día aumentaron de 11,3% el 2015 a 32,5% el 2016, y que el 72,7% de los venezolanos perdió en promedio 8,7 kilos en el último año.
 
2017-08-14 – Historia de dos crisis – Informe IPE – El Comercio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *