Andina/difusión

“Hoy la burocracia está más enmarañada que nunca”

13 de diciembre del 2013
Gestión

¿La desaceleración del crecimiento de la economía nacional ya tocó fondo y en este tercer trimestre empieza a recuperar su dinamismo anterior?Bueno, vamos a tener más crecimiento en el último trimestre, pero no en la magnitud que dicen (5.5% a 6%), más de 5% no lo veo posible.

Este crecimiento, que es mucho menor a los que había estado acostumbrado el Perú en los últimos años, se atribuye más a factores externos. ¿Es así? Yo creo que podríamos crecer 6% sin ningún problema (en el contexto internacional actual). La situación económica internacional está ahora mejor que a comienzos de año, además. Lo que ha afectado más a la tasa crecimiento, a través de su efecto en la inversión, es el ruido político que ha habido (todo lo que ocurrió a fines del primer trimestre, como el tema de la refinería de La Pampilla, malos anuncios del presidente: ‘llegaron las vacas flacas’, etc.). Y, sobre todo, el hecho de que todo el impulso que se hace para destrabar proyectos de inversión no está teniendo los mejores resultados.

¿Se refiere a la comisión de seguimiento de las inversiones y sus propuestas para destrabarlas?Sí, Alonso Segura ha hecho un trabajo estupendo, pero choca con dos problemas: el regional y burocrático. Hoy la burocracia está más enmarañada que nunca; todo se paraliza, hay mucho reglamentarismo, los funcionarios públicos son cautelosos, la burocracia tiene miedo…

¿El gobierno ha iniciado reformas del estado, pero son percibidas más como ajustes remunerativos y no como cambios estructurales. ¿Van a contribuir al aumento de la productividad y competitividad?En Salud hay un problema de atraso de salarios, pero también de incentivos para que el personal de salud trabaje fuera de Lima. En general los salarios públicos son bajos y era inevitable empezar por ahí, pero tiene que estar atado a una contraparte de calidad en las prestaciones.

¿El aumento de salarios garantiza por si solo la mejora en estos servicios públicos? Para nada, eso tiene que venir con cambios en la legislación de los propios ministerios, en los reglamentos de organización y funciones, en los incentivos a los funcionarios públicos para hacerlos más proactivos, en la defensa de estos servidores para que no tenga miedo de tomar decisiones.

El ministro de Economía ha anunciado una norma para proteger al funcionario público… Eso es positivo, pero hay que ver si ponen financiamiento. El problema es que el sector público ha creado reglas muy rígidas que hoy, con la descentralización en curso, impiden que el funcionario sea proactivo. Cualquier acción o decisión fuera del libreto de la Contraloría hace pasible de una sanción al funcionario.

¿Y cómo se podría solucionar todo ese entrampamiento en la gestión del sector público? Con acciones ejemplificadoras, hay que aplicar premios y castigos. Pero además tiene que haber alguien que apoye al funcionario en la interpretación de las normas. Hoy la orden de arriba es: sí actúe, pero dentro de la norma. Y el problema es que la norma no es clara, es frondosa y a veces ambigua. Pero todo se agrava con el tema de la regionalización.

¿En qué sentido?La regionalización es hoy un impedimento para el desarrollo del país porque no reúnen las competencias suficientes y usurpan facultades que no les corresponden y son del Gobierno Central. Por ejemplo, el agua es un recurso del estado y un gobierno regional no puede decidir por sí solo sobre ese recurso, sin embargo lo hace.

Entonces, hay reformas pendientes por hacer, y hacerlas bien. ¿Se podrán hacer en este gobierno?Creo que sí se puede, pero para eso se necesita mucho liderazgo. Hoy tenemos que las decisiones en el sector público están desperdigadas y no hay un jefe de Gabinete. El primer ministro que salió es buena persona pero no estuvo mandando a su equipo de ministros, sobre todo en todo aquello que es intersectorial.

Hay entonces un problema de falta de liderazgo en la administración pública… Sí, es un problema de falta de liderazgo al más alto nivel. Y su solución no pasa por anunciar tal o cual medida, sino por resolver realmente toda esa maraña burocrática. Y eso es posible, yo lo he visto, pero para eso el Gabinete de ministros tiene que ser un equipo. Sin embargo, sin resolver el tema regional, tampoco se podrá avanzar mucho, es una reforma muy importante que tiene que hacerse de todas maneras porque ha vulnerado el carácter unitario de la nación.

El problema es que el 2014 es año de elecciones locales y regionales, no parece factible esa reforma…Se va a tener que hacer porque este problema tiende a empeorar y ha llegado a su límite: todas las regiones viven de transferencias, no están recaudando y así los gobiernos regionales se vuelven un botín; además, ven a Lima como un enemigo y entre ellos tienen conflictos. La regionalización ha hecho exactamente lo contrario que se proponía (crear y fortalecer regiones económicas integradas).

Volviendo al crecimiento del PBI, se afirma que este continuará consolidándose porque ya se ve la recuperación de la confianza del inversionista. ¿Los inversionistas han recuperado la confianza?No hay (ni hubo) desconfianza generalizada, pero si el empleo no crece al ritmo que lo hacía antes la confianza del consumidor disminuye un poco. La confianza del empresario sube y baja, pero no ha habido nada dramático para que se generalice (a favor o en contra). Imaginemos que el presidente de la república le da su total apoyo a un proyecto minero que está paralizado y no para hasta que salga, eso no es tan importante en términos de volumen de inversión (respecto a la inversión privada total) pero crearía mucha confianza.

¿El Perú puede crecer a tasas de 7% u 8% como algunos están exigiendo? El tema es cuál es el crecimiento potencial del Perú. Hemos crecido encima y debajo de ese potencial. El BCR ha calculado que el crecimiento potencial es 6.2%- 6.5%, yo no creo que sea asíporque esa tasa estaba dada fundamentalmente con precios bien altos de los minerales, confianza bien alta y con tasas de interés muy bajas. Y estas tres variables van a jugar ahora en contra. Quizás la confianza se pueda mejorar, pero las tasas de interés van a ser más altas y los precios de los minerales no tendrán una tendencia alcista.

Son todavía precios buenos pero para que el PBI crezca a mayores tasas se requieren reformas; incluso se necesitan acciones muy fuertes para mantener el crecimiento potencial en 6.5%. Yo creo que ahora este potencial está más cerca de 5%, el de Chile está en 4.5%, el de Colombia en 4%.

¿Y cómo mejorar este crecimiento potencial?Para sostener un crecimiento potencial de 6%, o más, hay que mantener el crecimiento de la productividad a un 2% anual. Lograr esto, sin que salgan los proyectos de infraestructura, sin que mejore la educación y la salud, la gestión pública, radicalmente, es muy difícil.

Usted no ve factible eso…No, si pudiéramos crecer 5.5% en el 2014 sería muy bueno. Y de ahí en adelante podemos crecer un poco más (1 o 1.5 puntos más) en base al ingreso de proyectos (mineros) que ya están en camino. Pero eso no garantiza que se mantenga el crecimiento adicional en los años siguientes.

El Perú está hoy en una encrucijada muy seria porque tiene un Gabinete (de ministros) heterogéneo, una Contraloría reglamentarista, una burocracia desanimada, y un proceso de descentralización caótico.

Es curioso que de los aspectos que acaba de listar ninguno sea de origen económico… Así es, son todos aspectos políticos…

El problema es que el país necesita crecer a más de 7% para alcanzar el desarrollo y erradicar la pobreza extrema. ¿Cómo lograrlo? Con gerencia pública eficiente, destrabar todos los proyectos de inversión en infraestructura, pero nadie se come el pleito.

Se ha hecho énfasis en que la falta de gerencia eficiente en la administración pública es más un tema de capacidades técnicas. ¿Es así?No es solo problema de capacidades (limitadas o insuficientes en cantidad) sino que también se enfrenta un problema de normas enmarañadas que dificultan la buena gerencia. Y para superar esto se requiere de reformas que no solo pasan por dar normas sino fundamentalmente por ejercer el liderazgo político.

 

13-12-2013 – Hoy la burocracia está más enmarañada que nunca – Roberto Abusada – Gestión

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *