COVID-19, economía, Perú

INFORME IPE VII – Impacto del COVID-19 en la economía peruana

2 de mayo del 2020
Instituto Peruano de Economía

En la séptima semana de Estado de Emergencia continúa la paralización de la mayoría de sectores económicos. En esta semana se ha visto un rápido aumento del número de casos por el COVID-19, lo cual se debe, en parte, a la mayor cantidad de pruebas diarias que se han realizado.

Sin embargo, a pesar de que el distanciamiento social obligatorio es importante para controlar la propagación del virus, también ha devenido en un fuerte impacto económico, que se evidencia en la pérdida de ingresos de los trabajadores afectados por la paralización. De acuerdo con información del MTPE, más del 60% de empresas del sector formal no están permitidas de operar durante la cuarentena, lo cual ha afectado a 1.7 millones de trabajadores formales. Asimismo, cerca de 7,000 empresas han solicitado suspensiones perfectas de labores, lo que implica la suspensión de más de 84 mil empleos.

El impacto sobre la economía se agudiza cada semana en la que esta se mantiene paralizada. Ante esta situación, las autoridades deben poner el foco en iniciar una reactivación paulatina de las actividades económicas. Esta semana, el presidente de la República anunció un plan de cuatro fases para esta reapertura, que busca incrementar la producción nacional 10 puntos porcentuales cada mes a partir de mayo.

Con el objetivo de analizar los beneficios y retos de la reactivación de cada sector económico, en esta entrega, el IPE, con la colaboración del Consejo Privado de Competitividad (CPC), ha elaborado criterios de evaluación para la reapertura de la economía por sectores. En ese sentido, el plan de reactivación debe considerar tres criterios: i) la vulnerabilidad del sector al COVID-19, ii) el valor económico de cada actividad y iii) su nivel de afectación por el Estado de Emergencia. Para cada uno, se han incluido los resultados de un conjunto de indicadores que mejor retratan estas consideraciones. No obstante, la alta heterogeneidad de la actividad económica en el país y la falta de información disponible limita el alcance del análisis.

Asimismo, como ha venido realizando regularmente durante la cuarentena, el IPE presenta una actualización del impacto que vienen experimentando los principales sectores según la distribución económica del INEI: (i) Agropecuario y pesca; (ii) Minería e hidrocarburos; (iii) Manufactura; (iv) Electricidad, agua y distribución de gas; (v) Construcción; (vi) Comercio; (vii) Transporte y almacenamiento; y (viii) Servicios. Este análisis incluye también información de empresas representativas y gremios, así como otras fuentes de información secundarias.

INFORME IPE – 7

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *