Fuente: Andina/difusión

Inseguridad ciudadana en Apurímac

8 de febrero del 2019
Chaski

 

Informe realizado por el IPE para el diario Chaski de Apurímac.

 
Según los resultados preliminares de la última Encuesta Nacional de Programas Presupuestales (ENAPRES), los indicadores sobre la percepción de inseguridad han aumentado en la región, pese a una disminución en la tasa de denuncias.

Mayor sensación de inseguridad
La población víctima de algún hecho delictivo durante el segundo semestre de 2018 ascendió a 26%, casi 5 puntos porcentuales (pp.) más que en el mismo semestre del año previo (21%). Los delitos más frecuentes habrían sido el robo de dinero, cartera o celular y estafa. Estas cifras se han visto acompañadas de un aumento de la percepción de inseguridad de la ciudadanía. De acuerdo a las estadísticas de INEI, el porcentaje de personas que teme ser víctima de algún hecho delictivo en los próximos 12 meses llegó a 76% durante el segundo semestre de 2018, 11 pp. más que en el mismo período de 2017 (65%).

Sin embargo, las denuncias por comisión de delitos disminuyeron han seguido una tendencia a la baja entre enero y agosto 2018, al reducirse en casi 29% durante dicho período. La información disponible al cierre octubre del mismo año muestra que se reportaron 3,344 denuncias en la región, siendo los delitos contra el patrimonio y la seguridad pública las más frecuentes.

En cuanto a la capacidad de atención, la región muestra indicadores mixtos. Por un lado, de acuerdo al último Censo Nacional de Comisarías, en Apurímac existen 463 habitantes por cada efectivo policías, mientras que el promedio nacional es 673. Por otro lado, de un total de 84 municipalidades, solo 25 de ellas ofrecían el servicio de serenazgo a la población. Además, solo 18 municipios cuentan con un Plan de Seguridad Ciudadana.

Presupuesto
En 2018, el presupuesto para la función de orden público y seguridad ascendió a S/ 116 millones, lo cual representó el 3.4% del total de presupuesto de la región. Del total presupuestado, el gobierno nacional estuvo a cargo del 81% del monto asignado. Los gobiernos locales fueron responsables del 17% y solo el 2% restante estuvo a cargo de los gobiernos regionales. Para el 2019, se redujo en 6% el monto presupuestado para seguridad y asciende a S/109 millones, lo cual está en línea con la caída en casi un tercio del presupuesto total de Apurímac.

En la distribución de gastos de la región, se prioriza principalmente el patrullaje por sectores (49%) y las operaciones por sectores para reducir los delitos y faltas (39%). En relación al primero, el gobierno nacional -a través de la policía nacional- dispone del 96% del monto asignado a patrullaje. En tanto, el 4% restante está a cargo de los gobiernos locales y garantiza la labor de los serenazgos. En el Perú, en contraste, la policía es responsable del 78% de dicho presupuesto y el serenazgo de las municipalidades el 22% restante. Estas fuertes diferencias en la distribución del gasto en patrullaje reflejan la escasa importancia de la función orden y seguridad entre las municipalidades de la región.
 
2019-02-08 - Inseguridad ciudadana en Apurímac - Informe IPE - Chaski

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *