La Alianza del Pacífico y el COVID-19

22 de junio del 2020
El Comercio

Informe IPE – El Comercio

Dinámicas. Las economías de la región han sido duramente golpeadas por la pandemia, y la peruana ha sido la más afectada. Los esquemas de reactivación difieren significativamente por país.
 
Las medidas de contención del COVID-19 en América Latina para evitar el colapso de los sistemas sanitarios y un mayor número de fallecidos han afectado duramente las economías. Los cuatro países de la Alianza del Pacífico (AP) han enfrentado un choque económico múltiple, pero el Perú en suma ha sido el más afectado.

La caída de la producción nacional quizá refleja de manera más clara el golpe. De acuerdo con el INEI, en marzo el PBI peruano cayó 16,3% y 40,5% en abril. En Chile, el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec), que según el Banco Central de Chile es una aproximación de la evolución del PBI, se redujo 3,1% en marzo y 14,1% al siguiente mes. En Colombia, el Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE) cayó 4,9% en marzo y 20,1% en abril. Finalmente, México tuvo una contracción en su Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) de 2,3% en marzo. Aún no está disponible la información para abril.

Asimismo, la disminución de las exportaciones por la menor demanda externa de productos y precios reducidos afectó a los países de la alianza. La paralización interna y la debilidad de la economía global llevaron a que, en abril, las exportaciones cayeran 52,3% en Colombia, 46,3% en el Perú, 6,3% en Chile y 0,3% en México (que tiene mayor peso de productos industriales en su canasta exportadora).

Previsiblemente, en la mayoría de países ha disminuido de forma considerable la recaudación de impuestos, debido a la menor actividad económica y a que los gobiernos han permitido aplazar estos pagos para que las empresas y personas dispongan de mayor liquidez. El retroceso recaudatorio en el período marzo/abril ha sido más agudo en el Perú, con una caída del 28,5%, mientras que en Chile la disminución alcanzó 17,5% y en Colombia 15,4%. Sorprendentemente, México reporta cifras positivas.

—Reactivación—
Las estrategias de la reanudación de actividades varían por país. Mientras que el plan peruano se enfocó inicialmente en restricciones generales y luego en fases de reapertura por industrias, en el resto de la Alianza del Pacífico la reanudación se basó más en zonas geográficas.

El Perú está en la fase 2 y antes de fin de mes se anunciará la fecha de inicio a la fase 3 y las actividades que podrán operar, según informó recientemente Produce. Esta estrategia está sujeta a excepciones geográficas en las zonas donde el ritmo de contagios es alto.

En el caso de México, se ha iniciado una reapertura económica gradual a través de semáforos de riesgo epidemiológico con cuatro niveles de alerta: rojo, naranja, amarillo y verde. De acuerdo con el nivel de alerta en cada zona, se reanudan distintas actividades económicas. En el nivel de alerta rojo, solo se permiten actividades esenciales y sectores como minería y construcción. En el naranja, se permiten operar a hoteles, restaurantes, centros comerciales con 30% del personal, y espacios abiertos con aforo reducido. En el amarillo, todas las actividades laborales son permitidas, los espacios abiertos con aforo regular y los cerrados con aforo reducido. Por último, en el verde se permiten todas las actividades, incluidas las escolares. Hasta la última semana, 16 de los 32 estados del país ya habían pasado del nivel rojo (de mayor alerta) al naranja.

En el caso de Colombia, a pesar de aún seguir en estado de emergencia, a partir de junio se han dado excepciones importantes al funcionamiento de 43 actividades económicas. Los alcaldes, con la autorización del Ministerio del Interior, tienen la facultad de suspenderlas en caso de que se observe un aumento en los índices de contagio de sus municipios. Por ejemplo, en Medellín, muchas actividades se han reanudado, incluso las de los centros comerciales bajo medidas de salubridad. Sin embargo, en Cali y Barranquilla todavía rigen medidas de cuarentena más estricta.

En Chile, la estrategia de reactivación se ha realizado a escala geográfica por las unidades administrativas más bajas, denominadas comunas. El incremento en el número de contagios durante las últimas semanas ha llevado a la decisión de extender el estado de excepción por noventa días más y establecer cuarentenas más estrictas según comuna. Las diferentes estrategias explican en parte los malos o buenos resultados económicos en cada país.
 
2020-06-22 – La Alianza del Pacífico y el COVID-19 – Informe IPE – El Comercio

COMENTARIOS

  1. Miro desde España. Qué tristeza, todo lo avanzado en los comienzos del milenio se ha perdido. La economía informal nos dice que hemos vivido un fraude

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *