clase media

La clase media retrocedió 13 años

15 de noviembre de 2021

Informe IPE – El Comercio  

El crecimiento económico de las últimas décadas trajo consigo la significativa expansión de la clase media en el Perú. Sin embargo, producto de la pandemia, el tamaño de este segmento retrocedió a sus niveles más bajos de los últimos 13 años en el 2020.

Si bien el panorama ha mejorado con el mayor dinamismo de la economía en lo que va del 2021, la pandemia habría tenido efectos secundarios en la clase media a través de una reconfiguración de sus patrones de consumo. A futuro, la consolidación de este grupo socioeconómico requerirá esfuerzos de políticas orientadas a mejorar su capacidad para acceder a empleos productivos y reconstruir los activos financieros que perdieron durante la crisis.

Caída generalizada

La reducción de la clase media en el 2020 fue un fenómeno generalizado en América Latina, con la excepción de Brasil. De acuerdo con estimaciones del Banco Mundial para la región, 4.7 millones de personas habrían dejado de pertenecer a la clase media en el 2020, y esta cifra pudo haber sido cinco veces mayor de no haberse implementado medidas de mitigación para atender a los segmentos más vulnerables.

La desagregación de estos resultados revela que el Perú habría sido el país con la mayor reducción de la clase media en comparación con el resto de la región en el 2020. En efecto, el porcentaje de la población en la clase media habría disminuido 9,1 puntos porcentuales, al pasar de 36,7% en el 2019 a 27,6% en el 2020.

Esa caída resultaría ampliamente superior a la registrada por el promedio de América Latina. Este resultado estaría asociado, principalmente, a los altos niveles de informalidad y autoempleo, la poca cobertura de las redes de protección social y la baja capacidad de ahorro de las familias peruanas.

Recuperación en marcha

La evolución trimestral de la clase media durante la pandemia brinda mejores luces que el resultado anual. Según el Banco Central de Reserva, esto obedece a que los efectos de la emergencia sanitaria sobre las condiciones de vida estuvieron concentrados en el segundo trimestre del año, como resultado de las estrictas medidas de inmovilización que paralizaron la actividad productiva en ese período.

Para estimar la clase media, se partió de los mismos umbrales de ingreso per cápita definidos por el Banco Mundial (US$13 y US$70 constantes del 2011 ajustados por paridad de poder adquisitivo) y se utilizó la Encuesta Nacional de Hogares. De acuerdo con esas estimaciones, la clase media en el Perú habría descendido de 38,2% en el segundo trimestre del 2019 a 15,7% en el segundo trimestre del 2020, lo que representó una caída de casi 23 puntos porcentuales.

Posteriormente, conforme se flexibilizaron las restricciones de movilidad, la clase media revirtió sus pérdidas de tal manera que para el cuarto trimestre del 2020 (30,3%), sus niveles fueron significativamente mayores que los registrados en el promedio anual. Esta tendencia se habría mantenido a lo largo del 2021, en línea con la recuperación, aún parcial, exhibida por la actividad económica, el empleo y los salarios.

Cambios en comportamiento

De acuerdo con Rolando Arellano, de la consultora Arellano, la pandemia trajo consigo efectos en el comportamiento de la clase media que, si bien aún no se reflejan directamente en las variables económicas, han generado cambios en sus patrones de consumo.

En particular, el especialista menciona que los hogares han reorientado sus prioridades de gasto hacia productos y servicios de categorías como comunicaciones, mejoras del hogar y artefactos, en un contexto de mayor trabajo remoto.

En ese sentido, según encuestas realizadas por la consultora, se anticipa que los hogares continuarán con niveles de gasto menor en las categorías de diversión, moda y restaurantes, en un entorno de menores salarios y una percepción menos optimista sobre el futuro de la economía en el corto plazo.

Políticas a futuro

Los efectos de la pandemia sobre la clase media ponen en riesgo el cierre de brechas económicas y sociales en el país. Al respecto, Fidel Jaramillo, docente de la Universidad de las Américas de Ecuador y exrepresentante del BID en el Perú, señala que los esfuerzos de políticas que se ejecuten para atender las secuelas de la pandemia sobre la clase media deben abordar tres aspectos.

Por un lado, se requiere poner énfasis en la dinamización de los mercados laborales, a través de una modernización de su marco normativo y la implementación de programas de entrenamiento adecuados a las demandas cada vez más digitales y tecnológicas de las empresas.

Asimismo, se debería brindar incentivos a los hogares de clase media para que fomenten sus niveles de ahorro y acumulación de capital, en un contexto en el que cerca de dos millones de personas han retirado la totalidad de sus fondos de pensiones.

Finalmente, para reducir la vulnerabilidad de la nueva clase media se necesita poner en agenda la implementación de una red de protección social de mayor cobertura, que sitúe a los hogares en una mejor posición para enfrentar situaciones de alto riesgo como las vividas durante la pandemia.

2021-11-15 - La clase media retrocedió 13 años - Informe EC - El Comercio

Te puede interesar:

Trabe y destrabe de la inversión regional

Las cuentas de los primeros 100 días

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *