crisis, Perú, economía

La Crisis desde fuera

El movimiento político presiona el riesgo crediticio, el tipo de cambio y el riesgo país. El Perú mantiene una posición económica sólida, pero el mercado internacional está expectante de lo que pase.

16 de noviembre del 2020

Informe IPE – El Comercio

El país entró a la pandemia de marzo de este año como una de las naciones macroeconómicamente más sólidas de la región. Esta fortaleza ha sido puesta a prueba. No solo porque en el segundo trimestre del año el producto y el empleo tuvieron contracciones históricas, sino porque la crisis política y social alcanzó su máximo luego de la vacancia del presidente Vizcarra a inicios de la semana anterior. ¿Cómo se movieron los indicadores económicos de corto plazo durante estos días? ¿Qué percepción se tuvo en el mercado internacional?

—Desde fuera—

La inestabilidad política es un factor importante en las evaluaciones de calificación crediticia de un país, las cuales no consideran solo indicadores macroeconómicos sino también institucionales. La agencia calificadora Fitch Ratings redujo la calificación de deuda de largo plazo en moneda nacional a BBB+ durante junio, aludiendo al deterioro moderado de las finanzas públicas, el agotamiento de los activos líquidos del gobierno, y la expectativa de mayor financiamiento a partir de la deuda en el 2021 y 2022.

Desde entonces, las expectativas de calificación crediticia han permanecido estables, pero los últimos sucesos políticos han motivado preocupación sobre la situación macroeconómica y la capacidad de repago de corto y largo plazo.

De acuerdo a Jaime Reusche, de Moody’s Investor Service, “muy probablemente la calificación del país se va a tener que revisar, porque culmina todo un ciclo de deterioro institucional”.

Fitch Ratings publicó el miércoles 11 que si la política permanece inestable luego de las próximas elecciones, se podría comprometer la trayectoria del déficit fiscal, sobre todo si el gobierno no consigue mejorar la recaudación y resistir presiones de mayor gasto.

Por su parte, S&P Global Ratings se mostró más confiado en el futuro de la economía peruana luego de la vacancia y mencionó que su escenario base es que no se afectaría de manera significativa los fundamentos crediticios del país.

—Tipo de cambio—

Entre los indicadores de riesgo financiero observados diariamente, el tipo de cambio ha sido uno de los que más ha respondido a la crisis política.

A diferencia de las monedas del resto de países de la Alianza del Pacífico, el sol se ha depreciado sostenidamente desde abril, lo que responde, en parte, a las tensiones entre los poderes del Estado. No obstante, esta depreciación se ha acelerado en los momentos de mayor enfrentamiento, como los procesos de vacancia presidencial.

Por un lado, ante la aprobación de la primera moción de vacancia, el tipo de cambio se incrementó de S/ 3,54 por dólar a S/ 3,57 entre el 10 y 11 de setiembre, un aumento diario de 0,8%, uno de los mayores en el año. Por su parte, el 10 de noviembre, el tipo de cambio se incrementó 1,2%, el mayor salto en este 2020. Al cierre de esta edición, alcanzaba los S/ 3,64 por dólar, su nivel más alto en los últimos 18 años.

—Riesgo país—

Las mociones de censura de los últimos meses también tuvieron un efecto sobre el riesgo país, indicador que representa la diferencia entre el rendimiento de los instrumentos de deuda soberana de un país y aquel de los bonos de corto plazo del Tesoro de EE.UU., considerado un activo de muy bajo riesgo.

Desde abril, el riesgo país del Perú mostraba una tendencia decreciente, luego de haber alcanzado el 23 de marzo un tope de cuatro años, debido a la incertidumbre acerca del impacto que la pandemia tendría sobre las cuentas fiscales. Sin embargo, el primer intento de vacancia en septiembre generó preocupación en los mercados internacionales, lo que explica, en parte, que el riesgo país se incrementara 25 puntos básicos (pbs) entre el 18 y 23 de ese mes.

Por su parte, ante la vacancia presidencial, este indicador aumentó 7 pbs entre el 9 y 10 de noviembre. Si bien el riesgo país del Perú es el menor entre las economías de la Alianza del Pacífico, el escenario todavía es incierto.

Te puede interesar:

Los riesgos que enfrenta nuestra macroeconomía
Instituciones y crecimiento económico
2020-11-16 - La crisis desde fuera - Informe IPE - El Comercio

COMENTARIOS

  1. Juan Carlos Gutiérrez Izquierdo
    Noviembre 17, 2020 Responder

    Excelente alcance de las variables que económicas que se manejan por la inestabilidad política.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *