reactivación, economía, perú

“La incertidumbre está creciendo muy rápido y así no podrá haber reactivación”

26 de mayo del 2020
Gestión

Lo que vienen haciendo el Ejecutivo y el Congreso no mejora la confianza. Con la ampliación de la cuarentena se corre el riesgo de una conmoción social, advierte el economista.

El Gobierno acaba de prorrogar la cuarentena hasta el 30 de ­junio. ¿Cómo afectará eso a la economía que ya está mal?
Con esta ampliación de la cuarentena el Gobierno se está corriendo el riesgo de una convulsión social porque la gente que no tiene ingresos —ya que perdió el trabajo o no puede realizar su actividad por el confinamiento (son informales)— no tiene alternativa y no va a soportar esa extensión; ya no está acatando la cuarentena.

Creo que el Gobierno está tratando de arreglar el mal manejo que hizo de la pandemia desde un principio. Y le siguen echando la culpa a la gente de la propagación del contagio. El Gobierno reaccionó dos meses después con el control de los mercados o la distribución de los bonos familiares (bancos), o con el control del transporte, cuando era evidente que en todos ellos se produce aglomeración y contagio.

El presidente dijo que la ampliación de la cuarentena irá en simultáneo con la fase II de la reactivación de la economía, ¿ayuda a la reactivación esta extensión?
Eso de la reactivación por fases es un absurdo, no va a funcionar, no está funcionando y el alargue de la cuarentena no creo que vaya a corregir eso.

Pero, según el Gobierno, estamos en la fase I del reinicio de actividades productivas y está avanzando…
Los protocolos que están dando el Ministerio de Salud y el Produce son incumplibles. El empresario es el primer interesado en que sus trabajadores no se contagien (del covid-19) y donde detecte a un infectado va a hacer el seguimiento de este para contener el contagio.

Poner parámetros como eso de que el índice de masa corporal (IMG) tiene que ser 30 es absurdo, lo han tenido que corregir. O que una persona mayor de 60 no puede ir al trabajo, cuando acá mucha gente no tiene pensión y ante la escasez de mano de obra calificada ningún empresario se va a deshacer de un trabajador que tenga 60 años y amplia experiencia. Las medidas que dan parecen creadas para Suecia.

Además, los protocolos los aprueban en distinto momento a cada firma dentro de la misma industria. Es decir, están añadiendo a su incapacidad lo inconstitucional e ilegal que es tratar a iguales de manera distinta.

¿Qué recomienda para que la economía entre realmente a un proceso de reactivación?
Para reactivar hay que trabajar con el sector privado y olvidarse de planificar en el sentido de decir qué sector va primero.

El sector que pueda cumplir con protocolos razonables debe abrir, sea una peluquería o una fábrica de cemento. No podemos ir por el camino de la fase I, fase II, etcétera, porque eso no va a funcionar como lo puede decir cualquier economista.

A más de 60 días de cuarentena, ¿qué opina de las medidas que ha tomado el Gobierno?
Creo que el BCR y el MEF reaccionaron muy rápido para enfrentar este problema, pero la implementación de las medidas ha tenido la deficiencia de meter a Cofide y no trabajar de la mano con el sector privado. Igual, los créditos para las empresas están llegando, pero qué ganamos con que algunos incrementen su producción si no hay demanda porque se cayeron los ingresos de la población. Por otra parte, no se está avanzando en la reapertura de la economía porque se están poniendo protocolos incumplibles. Estamos en una encrucijada bien fea.

¿Cuál encrucijada?
Se acercan las elecciones generales y el nivel de incertidumbre está creciendo exponencialmente más que los contagios (del covid-19) y así no podrá haber reactivación. Para salir de la crisis se necesita reabrir la economía, dominar al virus, pero además confianza del consumidor y, sobre todo, del inversionista. Y lo que está haciendo el Gobierno, Congreso y Ejecutivo, es para que siga deprimida la confianza.

Hacia futuro, ¿qué condiciones permitirían que la gente tenga esperanza de mejoras?
Este país tiene todo para­ crecer, pero con ese tipo de ­políticas populistas y estatistas que se lanzan desde el ­Congreso, y que el Gobierno no impide, es imposible. O retomamos el rumbo, con­ políticas sensatas, o vámonos para Venezuela todos.

El hecho de que el Perú sea macroeconómicamente fuerte no necesariamente va a durar para siempre. Este año podemos tener un déficit fiscal de 10% a 15% del PBI fácilmente y la economía puede caer entre 10% y 20%. Y más déficit fiscal es deuda pública, y mientras más alta sea esta deuda más difícil será para el Estado y las empresas encontrar financiamiento con buenas condiciones. Entonces, estamos matando a la gallina de los huevos de oro de una manera irresponsable. Esto es lo más parecido, en cuanto a políticas, a lo que se vio en el primer Gobierno de García.

La incertidumbre ya venía creciendo desde el Gobierno de Húmala y ahora con la pandemia y lo que hace el Congreso agudizando. ¿Qué nos espera?
Bueno, miremos a Venezuela, es un buen espejo. Aquí puede pasar cualquier cosa, cualquier demagogo puede salir presidente y con un Congreso sin mayoría, y estaremos en las mismas que antes (del adelanto de elecciones). No se están viendo en el Congreso actual reformas políticas importantes para que eso no ocurra, como el regreso del Senado, distritos electorales uninominales, que son las dos mínimas para cambiar el panorama.

Entonces, ya estamos en una cancha de combate. El Gobierno que tiene malos números en el control de la pandemia va a seguir con el viejo juego de atacar al Congreso y este, ante eso, más populismo. Es decir, a más ataques, más populismo.

2020-05-26 – La incertidumbre esta creciendo muy rapido y asi no podra haber reactivacion – Gestion

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *