La inversión privada en campaña electoral

15 de marzo del 2021

Informe IPE – El Comercio

Desvalorada. Candidatos prestan poca importancia a la reactivación de la obra no estatal, pese a su relevancia. Se muestran en contra de algunos proyectos o los quieren volver a licitar.

Uno de los desafíos más importantes que tendrá el gobierno que asuma funciones el 28 de julio será el de reactivar la economía, que el año pasado registró una caída de 11,1%, la peor contracción en los últimos 30 años.

Ante ello, diversos candidatos presidenciales han propuesto elevar el gasto y la inversión pública para reactivar el empleo. Sin embargo, poco se ha discutido sobre las propuestas de los candidatos para reactivar la inversión privada, el motor principal del empleo formal y el crecimiento en las últimas décadas.

El interés de los candidatos por posicionar a la inversión privada como un medio para alcanzar los objetivos de mayor crecimiento económico puede verse reflejado en la cantidad de veces que la mencionan en sus planes de gobierno.

Mientras que ‘inversión privada’ se menciona 149 veces entre los 18 planes de gobierno analizados, ‘inversión pública’ es mencionada en 159 oportunidades. Más aún, estos hallazgos son heterogéneos entre los diferentes partidos.

Por ejemplo, Acción Popular hace alusión a la inversión privada solo una vez en todo su plan de gobierno, mientras que otros partidos como Victoria Nacional lo hace 17 veces.

—Minería—

Entre el 2010 y 2019, la inversión minera ha aumentado 7,1% en promedio cada año, con lo cual ha sostenido el crecimiento de la inversión privada total. Con ello, la minería crea cerca de 200 mil empleos directos.

Adicionalmente, debido a los encadenamientos productivos con otros sectores, el IPE estima que por cada trabajo en minería se generan ocho puestos adicionales en otros sectores.

Actualmente, la cartera de proyectos en construcción del Ministerio de Energía y Minas (Minem) da cuenta de 46 proyectos cuyo monto de inversión agregado asciende a US$56.158 millones, de los cuales 13 iniciarían operaciones hacia el 2025.

En esta línea, algunos candidatos se han pronunciado sobre la viabilidad de algunos proyectos en cartera. Por un lado, sobre Tía María, cuya inversión asciende a US$1.400 millones, Juntos por el Perú, Acción Popular y el Partido Nacionalista Peruano se han manifestado en contra, mientras que Avanza País y el Partido Popular Cristiano (PPC) se han pronunciado a favor.

Fuerza Popular no ha mostrado ninguna postura y el Partido Morado ha propuesto un referéndum, el cual también se aplicaría para Las Bambas.

Sobre Las Bambas, que representó el 0,8% del PBI y el 13% de las exportaciones mineras en el 2019, Acción Popular se ha pronunciado en contra de la continuidad del proyecto. La semana pasada MMG anunció que invertirá US$2.000 millones en los siguientes cinco años a fin de incrementar su producción.

—Agroindustria—

Entre el 2008 y el 2019, el número de trabajadores asalariados formales del agro y agroindustria se duplicó y, con ello, el nivel de formalidad en estos trabajadores aumentó de 13,2% a 22,1%.

Por ello, resulta relevante promover la reanudación de los proyectos de irrigación más importantes del país, como Majes Siguas II en Arequipa, y Chavimochic III en La Libertad, cuya inversión asciende a S/2.019 millones y S/3.149 millones, respectivamente, y que se encuentran paralizados desde diciembre del 2017 y diciembre del 2016. Según el MEF, en ambos proyectos se ha ejecutado menos del 30% de la inversión presupuestada.

Sobre Majes Siguas II, la candidata de Juntos por el Perú, Verónika Mendoza, propuso realizar una nueva licitación con participación y adjudicación de tierras a los pequeños productores. Ello pese a que, según el ministro de Economía, Waldo Mendoza, este es uno de los proyectos más avanzados y la parcelación del terreno de concesión es una de las razones que explica su paralización.

Sobre esto último, cabe destacar que el actual gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, prometió entregar parcelas a los pequeños agricultores en la campaña del 2018. Sin embargo, esta propuesta ya habría sido desestimada, ya que la subasta de tierras se realizaría según las reglas de ProInversión.

Por el contrario, el candidato del Partido Morado cuestionó que este proyecto tenga 13 adendas y ha planteado destrabarlo, agilizando todos los trámites técnicos, con la finalidad de que sea un proyecto estratégico nacional.

En cuanto a Chavimochic III, el único candidato que se ha pronunciado a favor es el de Alianza por el Progreso.

—Transporte—

De acuerdo con estimaciones del BID, en países de América Latina como el Perú, por cada US$1.000 millones invertidos en infraestructura de transporte se generan aproximadamente 12 mil empleos directos.

Partidos como Alianza por el Progreso, Somos Perú, Renovación Popular y Juntos por el Perú han manifestado explícitamente su intención de facilitar las condiciones necesarias para acelerar la ampliación del aeropuerto internacional Jorge Chávez.

Por último, en el caso de la línea 2 del metro de Lima y Callao, que tiene programadas inversiones por aproximadamente US$5.300 millones, los planes de gobierno de Juntos por el Perú, el Partido Nacionalista, el Partido Popular Cristiano, Somos Perú y Alianza para el Progreso expresan su voluntad de avanzar con las obras que fueron concesionadas en el 2014.

La adquisición de predios y liberación de interferencias limitan la ejecución de este proyecto.

Te puede interesar:

Los que elegimos
¿Qué se puede esperar de un próximo gobierno en materia económica?

 

Informe IPE 15.03.21__

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *