Skip to content
InformesPrensa

Menos de la mitad de colegios en Áncash tenía acceso a servicios básicos en 2022

26. 07. 2023

Informe IPE – Diario de Chimbote

La pandemia no solo afectó a la salud y la economía en el país, sino también otros sectores importantes como la educación. El nivel educativo se vio afectado por la pérdida de aprendizaje generada por la suspensión de las clases presenciales. Ello, sumado a las grandes brechas de conectividad e infraestructura significaron un gran retroceso para el acceso a la educación. Sin embargo, algunas regiones se han visto más afectadas que otras. ¿Cómo le fue a Áncash?

Retrocesos en el rendimiento escolar

La asistencia escolar en Áncash ascendió a 92% en el 2022, lo que supone un ligero aumento respecto del nivel del 2021 (91%) y sitúa a la región a la par con el promedio nacional. Sin embargo, en el 2019, el porcentaje de escolares ancashinos que asistía al colegio fue de 93%, por lo que la región no ha logrado recuperar su nivel prepandemia.

El rendimiento de los escolares en Áncash se puede medir a través del desempeño de los alumnos en pruebas de matemática y lectura. Por un lado, el porcentaje de estudiantes de 2do de primaria con rendimiento satisfactorio fue de 8% en el año 2022, una importante reducción respecto del 13% que se registró en el 2019. Para el caso de 2do de secundaria, dicha cifra ascendió a 6%, un resultado similar al alcanzado antes de la pandemia.

Brechas de infraestructura

El lento avance en la mejora de la educación en Áncash se ve obstaculizado por brechas de infraestructura en los colegios de la región. Al 2022, el 45% de los colegios en Áncash tenía acceso a agua potable, saneamiento y electricidad, cifra superior al promedio nacional de 39%. Si bien la región logró aumentar el acceso a servicios básicos en colegios respecto de lo alcanzado en el año 2021 (37%), sigue por debajo del nivel logrado en el 2019 (50%).

Asimismo, el 55% de los colegios de la región tiene acceso a internet, lo que pone a Áncash al mismo nivel del promedio nacional. Sin embargo, esta cifra es mucho menor al resultado alcanzado en el año 2021 (63%), así como al registrado en el 2019 (58%).

Nivel educativo en adultos

Finalmente, Áncash también presenta brechas en el logro educativo de su población adulta. Entre el 2019 y 2022, la tasa de analfabetismo en la región disminuyó ligeramente del 9% al 8% de la población de 15 a más años, pero se mantiene por encima de la cifra nacional (5%) y es la séptima más alta en el país. Además, si bien el porcentaje de la población de 15 años a más con al menos educación secundaria completa ascendió de 53% en 2019 a 55% en 2022, dicha cifra se encuentra aún por debajo del promedio nacional de 63%.

Es crucial que las autoridades regionales pongan un mayor énfasis en el sector educativo, priorizando la mejora de la asistencia escolar, el fortalecimiento de los resultados académicos y la inversión en infraestructura educativa.

Te puede interesar:

Economía de Áncash tuvo su peor caída en tres años durante el primer trimestre del 2023
En el 2022, el 21% de los ancashinos vivía en condiciones de pobreza