ANDINA/Difusión

Minería en Áncash

11 de agosto del 2019
Diario de Chimbote

Informe IPE – Diario de Chimbote (Áncash)

En 2018, el sector minería e hidrocarburos representó el 9% del PBI nominal y destacó como la cuarta actividad económica más importante del país. Además de contribuir notablemente al crecimiento de la economía, el sector minero es una importante fuente de ingresos fiscales y aporta a la creación de empleo tanto directa como indirectamente. Dada su importancia, resulta relevante analizar su desempeño en la región Áncash.

Desarrollo minero
En los últimos diez años, el sector minería e hidrocarburos ha representado 50% de su PBI. En este periodo, el sector creció a un ritmo promedio de 1.3%. Entre el 2009 y 2013, la producción minera se mantuvo relativamente estable; no obstante, en 2014 experimentó una drástica caída de 23%. A partir de entonces, la producción anual se ha incrementado sostenidamente a un ritmo promedio de 8.5% anual, hasta llegar a los 9.7 millones en 2018.

En 2018, el sector creció 2.8% ante el aumento en la producción de los metales cobre (4.6%), zinc (7.4%) y molibdeno (16.6%). No obstante, este incremento se vio atenuado por la menor producción de plata (-15.0%), oro (-28.0%) y plomo (-33.6%). Con estos resultados, Áncash se mantiene como el primer productor de zinc con un aporte de 36% a la producción nacional. Además, es el segundo mayor productor de cobre y plata con una participación de 19% y 16%, respectivamente.

Ingresos fiscales
Los ingresos fiscales, expresados principalmente en canon y regalías, representan uno de los principales beneficios de la actividad minera. El canon minero está conformado por el 50% del impuesto a la renta que paga el sector, el cual se distribuye entre los gobiernos regionales y locales de la zona de operación.

En la última década, los ingresos generados en Áncash por el canon minero representan más del 40% de la inversión pública. Entre el 2009 y 2013, el canon y las regalías crecieron a un promedio de 4.2%. No obstante, en 2016, se disminuyó debido a la menor actividad de una las principales empresas mineras en la región. Finalmente, en el 2018, la mayor producción de cobre, zinc y molibdeno permitieron que el canon represente alrededor de dos tercios del presupuesto de inversión pública de los gobiernos subnacionales.

Futuros Proyectos
Según el Ministerio de Energía y Minas, los futuros proyectos de construcción de mina en Áncash suman una inversión global de US$ 2,167 millones y representan el 3.7% de la inversión minera a nivel nacional. Entre los principales proyectos destaca la ampliación Pachapaqui con una inversión de US$117 millones, cuyo inicio de operaciones es previsto para 2022.

Mientras tanto, en 2022 se espera el inicio de la construcción de la mina Magistral, con una inversión de US$ 480 millones, enfocada a la producción de cobre. Finalmente, existen otros tres proyectos mineros aún no cuentan con fecha de inicio de construcción y operaciones en Áncash y son: El Padrino e Hilarión (zinc), Racaycocha Sur (cobre) y San Luis (plata), cuya inversión en conjunto asciende a US$ 1,570 millones.
 
2019-08-11 – Mineria en ancash – Informe IPE – Diario de Chimbote

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *