Andina/difusión

“No hay razón para no crecer 4%”

21 de diciembre de 2015

Élida Vega Córdova

El Comercio/Día.1

El optimismo de Roberto Abusada encuentra explicación en las decenas de proyectos que empezarían a andar el próximo año.

Aun cuando el panorama externo no es visto con buenos ojos por muchos, debido a su probable impacto negativo en la economía peruana, todo depende del cristal con el que se mire.

Así, para el director del Instituto Peruano de Economía (IPE) Roberto Abusada Salah, pese a lo que sucede en otras latitudes, hay razones suficientes para ser optimistas respecto al futuro de nuestra economía el próximo año.

Reformas estructurales

Considerado uno de los think tanks más importantes en materia de política económica, el experto piensa que las ventajas competitivas del Perú están relativamente intactas, no solo porque su macroeconomía está fuerte, sino porque existen innumerables proyectos de infraestructura, de minería y energía que dependen, básicamente, de que el Estado los acompañe de una manera más decidida.

“En realidad todo va a depender, por un lado, de lo que suceda con la inversión privada. Y, en segundo lugar, de lo que pase en el ámbito político. Si es que se ve, o no, voluntad en quien gane para tener un mayor liderazgo que le permita emprender algunas reformas importantes”, anota.

En ese sentido, considera que el tema va más allá de las famosas trabas burocráticas y de los problemas sociales. “La burocracia y la administración del Estado han llegado a una situación tan crítica que, no queda otra cosa más que una reorganización y reordenamiento de todo el sistema administrativo. Ya no es posible mantener un TUPA para cada provincia o institución. Van a tener que ser unificados para evitar que los gobiernos subnacionales se eroguen facultades que no tienen”, afirma.

Elecciones 2016

Frente a esos temas de fondo, Abusada Salah sostiene que todos estos problemas tendrán que estar en la agenda de quien resulte elegido presidente el próximo año.

“Es cierto que la política ha degenerado tanto que lo que se diga en la campaña casi no importa y, hasta cierto punto, hay una suerte de competencia para ver quién es más populista. Pero, felizmente no existe ningún candidato con posibilidades de ganar que tenga inclinaciones distintas a lo que hoy en día son los pilares básicos del esquema económico que nos rige”, afirma convencido de que a pesar de que “hay bastante ruido político, una vez que tengamos la primera vuelta detrás de nosotros, la inversión privada podría darnos una sorpresa positiva”.

Factor extremo

Sobre el impacto que tendría la reciente decisión de la FED de subir la tasa de interés de referencia, y la caída de los precios de los commodities, el economista señala que en el primer caso ha sido positivo el incremento, pues se estaba generando demasiada incertidumbre en el mercado.

Por el lado de los commodities, la condición de país minero de bajo costo del Perú podría jugar a favor, dado que, después de que en muchos lugares del mundo empiecen a cerrar algunas minas, nuestro país sería el llamado a atraer esas inversiones, pues al tener menores costos, dichos proyectos mineros –aun con precios bajos– seguirían siendo rentables aquí.

Así las cosas, el 2016 pareciera ser mejor para Abusada. “Antes, el potencial de crecimiento del Perú era 6,3% o 6,5%. Ahora es más cercano a 4% y no hay razón para que no lo logremos. Las razones que lo impiden son fundamentalmente internas como la incertidumbre, falta de reformas y de liderazgo; pero el nuevo gobierno tiene que tomarlas en cuenta para crecer, en promedio, 3,8% pero no en función de grandes reformas sino de proyectos y de algunas obras de infraestructura grandes. Solo eso va a añadir un punto a lo que va a ser el crecimiento de este año que seguramente estará entre 2,7% y 2,8%”, concluye.

 

21-12-2015 – Proyecciones 2016 El futuro de la economía peruana visto desde dos ópticas diferentes – El Comercio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *