El cobre que brilla como oro

5 de octubre del 2016
El Comercio

 
El caso de las presuntas ejecuciones extrajudiciales en Piura sigue revelando sorpresas. El Comercio accedió al testimonio del perito médico legal Hans García Chávez, quien declaró ante el fiscal del caso, Martín Rijalba Gutiérrez, y avaló las necropsias que confirman que los dos presuntos delincuentes de Los Nuevos Injertos del Norte recibieron impactos de bala cuando estaban rendidos en el piso, tal como se ve en las imágenes del video difundido el domingo por “Cuarto Poder”.

García Chávez declaró el 29 de setiembre del 2015 que Hugo Tineo Yajahuanca, uno de los presuntos delincuentes, recibió cinco disparos y que un impacto en la cabeza le causó la muerte. La bala, según el reporte del perito, tuvo una trayectoria de izquierda a derecha, de abajo hacia arriba y de atrás hacia adelante.

Añade que “la víctima debería haber estado delante del agresor o en un plano horizontal boca abajo”. Es decir, rendido en el piso, como se aprecia en el video.

Estas declaraciones las brindó el perito siete meses antes de que Henry Holguín Ocampo –el principal testigo del caso– entregara en abril de este año el video al Ministerio Público de Piura.

—Los investigados—
En su declaración, el perito también precisó que Raúl Rivas Rimaycuna, el otro presunto delincuente, recibió siete impactos de bala y que uno de estos le atravesó el corazón. Al igual que Tineo, García Chávez dijo que “la víctima debió estar en un plano horizontal”: echado en el piso y también rendido.

Los agentes que han sido incluidos como imputados en esta investigación que realiza la Primera Fiscalía Provincial Penal de Piura, a cargo del fiscal Rijalba, son once en total.

Ocho policías son de SUAT: Horacio Cruz Cruz, Gubbins y Heysel Fiestas Yarlequé, Víctor López Carrasco, Eileen Humberto Yovera Cisneros, Elmer Gerardo Carrasco Zegarra, Eddy Antón Campos y Jean Claude Miranda Jiménez. Los otros tres son de la Dirección de Inteligencia (Dirint): Noemí Rocío Santiago González, Carlos Eduardo Llanto Ponce y Williams Castaño Martínez.

Los dos últimos participaron en la operación de Santa Anita, en el 2012, donde presuntamente fueron ejecutados tres delincuentes; y en la de Chiclayo, un año después, donde cayeron seis supuestos secuestradores.

Una fuente oficial de Inspectoría Regional de la Policía de Piura confirmó a este Diario que los once investigados continúan laborando en dicha institución, pues no se les ha abierto ninguna investigación. “Acá en Piura no los está investigando. Tal vez en los próximos días se conforme alguna comisión especial, pero desde Lima”, manifestó.

—Prisión preventiva—
En la investigación no está incluido el coronel Luis Zúñiga Saavedra, jefe de la División Contra el Crimen Organizado de Piura, quien estuvo a cargo de la operación contra Los Nuevos Injertos del Norte. Percy Fiestas, abogado de los deudos, ha pedido a la fiscalía que incluya a Zúñiga.

“Uno de los policías que participó en esa operación ha dicho que Zúñiga coordinó todo con los agentes de la Dirint que vinieron de Lima. Es necesario que el fiscal también pida la prisión preventiva para todos los involucrados, pues hay muchos elementos de convicción”, precisó la defensa.
 
2016-10-05 – El cobre que brilla como oro – ICAE – El Comercio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *