Andina/difusión

Regalías con poco brillo

16 de julio del 2012
El Comercio / Día1
 
Cuando en setiembre del año pasado el presidente Ollanta Humala promulgó las tres leyes tributarias que modificaron el régimen impositivo minero, los aplausos y las felicitaciones para los funcionarios del Gobierno –que lograron torcerle la mano a los empresarios mineros– no cesaban. A pocos meses de la elección, el nuevo régimen de Gana Perú había conseguido cumplir con una de sus principales promesas: establecer un nuevo régimen impositivo al sector que permita al Estado obtener más por la explotación de sus recursos. Para ponerle una cifra a tanta algarabía se indicó que el Estado lograría recaudar hasta S/.3.000 millones anuales por: la imposición de un gravamen especial a las empresas mineras con contratos de estabilidad tributaria; un impuesto especial aplicado a las mineras sin contratos de estabilidad y la modificación del sistema de regalías. Ya pasados algunos meses de esta “hazaña”, las voces que indican que no habría sido un acuerdo brillante y millonario se están empezando a perfilar.

Recientemente, un estudio de la ONG Propuesta Ciudadana revela que la recaudación por el nuevo sistema no habría logrado cumplir la promesa del anuncio presidencial. Solo en el cuarto trimestre del año pasado, cuando se empezó a aplicar el nuevo sistema impositivo, se recaudaron S/. 411 millones, si estos se multiplicaran por los cuatro trimestres del año, apenas se tendrían S/.1.644 millones, lo cual prácticamente sería el 50% de lo ofrecido por el Gobierno. Epifanio Baca, responsable del área Vigila-Perú de Propuesta Ciudadana, indica que en el cuarto trimestre del año pasado solo lo obtenido por regalías sería de S/.216,8 millones, que es casi igual a la del período del 2010 (S/. 217,2 millones).

“No se ve un efecto neto. Lo que se esperaba es que cuando las empresas que tenían contratos de estabilidad tributaria ingresen al nuevo régimen de la regalía y gravamen, la recaudación 20%; sin embargo, la cifra es prácticamente la misma”, indica Baca. Sandra Mosqueira, analista del Programa de Vigilancia Ciudadana, refiere que según los datos de este año (enero-mayo) reportados por la Sunat, se tiene que se ha recaudado por gravamen minero S/. 338,7 millones; mientras que por impuesto especial se ha obtenido S/. 159,2 millones. “Si se hace una suma simple y se obtiene una especie de promedio mensual, se podría decir que no se llega a los S/. 3.000 millones como se dijo en un principio, pero faltaría ver un poco más. Todavía no se ha hecho una proyección al respecto”, expresa.

OTROS ESCENARIOS
Por su parte, el especialista en temas minero-energéticos, César Gutiérrez, es mucho más pesimista sobre la recaudación que obtendrá el Gobierno por la aplicación de la regalía, el gravamen minero y el impuesto especial a la minería.

Sostiene que teniendo como base los precios de los minerales del 2010 el nuevo esquema minero apenas si lograría un incremento en la recaudación de S/.640 millones adicionales y no los S/.3.000 que se anunciaron en setiembre.

“No estamos comparando dos escenarios distintos; sino que sobre el mismo año le aplicamos el nuevo esquema y vemos que la diferencia es de apenas S/.640 millones más”, indica. El anterior esquema de regalías solo contemplaba la aplicación de impuestos de entre 1% a 3% sobre las ventas de las empresas. El sistema solo se aplicaba a las mineras que no gozaban de contratos de estabilidad tributaria. Gutiérrez sostiene que varias empresas tienen contratos por vencer, por lo que iban a estar afectas al pago obligatorio de regalías. El especialista señala que hacia el 2016, cuando los contratos de estabilidad tributaria de varias mineras terminen, el nuevo sistema de aplicación de regalías y gravamen mineros apenas si logrará aumentar la recaudación en S/.407 millones. En realidad aquí hay dos temas por discutir: el prime ro es si se ha dado una cifra desmedida para tranquilizar a la tribuna y el segundo es si en realidad el anterior esquema permitía mayores ingresos para el erario nacional.

“Las medidas en su conjunto no estarían dando ni siquiera mil millones adicionales cuando se había planteado S/.3.000 millones”, indica Baca.
Miguel Palomino, director del Instituto Peruano de Economía (IPE) sostiene que la discusión nunca debió ser respecto a si se va a recaudar un determinado monto o no, porque nadie en la tierra jamás hubiera podido asegurar un determinadonivel de ingresos. “Se han dado ciertos supuestos razonables. Ese cálculo incluía, si no me equivoco, no solo la recaudación adicional que había, sino también las ampliaciones en el sector minero”, señala Palomino.

REGALÍAS ANTERIORES
En general, Palomino considera que era necesario cambiar el sistema de regalías anterior porque simplemente era pésimo. El especialista recuerda que cuando los precios de los minerales estaban bajos, el impuesto que pagaban las empresas era un porcentaje alto respecto a sus potenciales retornos, en cambio, si los precios estaban altos pagaban poco. “Esto es absurdo, ese esquema es el que se eliminó y se pasó a una escala creciente y de acuerdo a la utilidad: mientras más ganas más pagas”, comenta.

Las ganancias dependerán de los precios; sin embargo, calcula que en promedio la recaudación esperada será más alta, lo que está siendo demostrado por los números. Así, el nuevo sistema funciona. Sin embargo, Epifanio Baca opina que aún hay que esperar a tener resultados globales para definir el éxito del nuevo sistema.

Considera que es el Gobierno (el MEF y laSunat) el que debería aclarar los resultados de las contribuciones del sector minero, para mostrar así una mayor transparencia sobre lo que se logrará recaudar y si esta cifra será la misma que dio el Gobierno y que generó grandes expectativas en los peruanos sobre la nueva contribución minera.
 
Regalías sin brillo – Miguel Palomino- Dia 1

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *