Esta sí es una crisis

Lo que se ha puesto sobre la mesa a partir del discurso de 28 de julio es una propuesta seria de reforma estructural, de esas que no se habían visto en mucho tiempo.