Descorazonador

Pareciera que nuestros líderes no se dieran cuenta de que afuera de las puertas del Congreso y las del Palacio de Gobierno hay un país que requiere ser gobernado.