La República

Tía María sobre la mesa

7 de julio del 2019
El Comercio

 
Expertos discuten sobre la importancia del proyecto minero que aún no se desarrolla en Arequipa, cuya licencia de construcción está pendiente y cuyo estudio de impacto ambiental vence en agosto  Unos creen que su ejecución es vital para la economía nacional; otros, que la minera y el Gobierno no han manejado bien el asunto.
 
Diego Macera
Gerente general del Instituto Peruano de Economía (IPE)

1 Creo que aún es temprano para decir que decididamente se ha fallado en Tía María.
Queda tiempo para que se otorgue el permiso de construcción y se inicie el proyecto. Inicialmente falló el diálogo, y la relación se tensó demasiado. El gran ausente ha sido un Estado que no ha mediado adecuadamente entre una empresa con un proyecto positivo para la región y el país, y una población que sigue en parte escéptica. El Estado sería el responsable directo de que el proyecto se suspenda por un tema básicamente administrativo.

2 Lo primero debe ser siempre el diálogo. A veces será importante escuchar y explicar para despejar dudas.
En otros casos, será necesario modificar parte del proyecto para atender las inquietudes de los afectados. Es vital distinguir entre los interlocutores con una preocupación legítima y aquellos que solo buscan protagonismo político o beneficios económicos indebidos. Para los segundos, se debe hacer prevalecer el Estado de derecho.

3 Debe haber todo el diálogo posible siempre que sea realizado de buena fe por las partes involucradas.
La búsqueda de consensos no se acaba con el estudio de impacto ambiental (EIA), con la licencia de construcción o con la puesta en operación. Pero cuando se pasa a la ilegalidad –sea la mina o la comunidad–, el Estado tiene la obligación de intervenir para prevenir que los derechos de otros no sean vulnerados.

4 Sí. Tía María está anclada a otros proyectos del mismo grupo económico con una inversión total de US$8.000 mlls.
El movimiento económico que generan esos recursos –en términos de empleo, ingresos, impuestos, canon para la región– es fundamental para el país. Quizá lo peor de este problema sea el mensaje que deja el Estado a los posibles inversionistas: “Cumplir los requisitos que te pido –que son varios– no garantiza que tu proyecto salga adelante”.
 
2019-07-07 - Tía María sobre la mesa - El Comercio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *