sistema financiero, webinar, macroeconomía, economía

La pandemia encontró al Perú con buen nivel de provisiones

La solidez de nuestro sistema financiero hizo posible la contingencia ante la crisis

Jorge Mogrovejo, superintendente adjunto de Banca y Microfinanzas de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS); Claudia Cooper, presidenta del directorio de la Bolsa de Valores de Lima (BVL); y Martín Naranjo, presidente de la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc); dieron sus opiniones sobre el rol que juega el sector financiero en tiempos de recesión, su solidez actual, las amenazas internas y externas que enfrenta y las oportunidades para fortalecerlo, en un webinar organizado por el Instituto Peruano de Economía (IPE).

¿Cómo encontró la pandemia al sistema financiero peruano?

Pese a la fuerte contracción de la economía peruana, debido al COVID-19, los indicadores de sostenibilidad financiera se muestran estables: el riesgo-país se mantiene entre los más bajos de la región y las calificaciones de deuda soberana del Perú solo están detrás de Chile. Para mantener esas condiciones es importante seguir fortaleciendo nuestro sistema financiero.

Jorge Mogrovejo, superintendente adjunto de Banca y Microfinanza de la SBS, indicó que antes de la pandemia los créditos directos venían creciendo de manera sostenida, con tasas de crecimiento anual de entre 6% y 9%; y “había S/2.500 millones de provisiones adicionales a la regulatorias, punto importante porque las provisiones nos dicen cuánto tiene un banco, para poder cubrir futuros problemas, en su cartera”.

Además, señaló que el Perú tenía S/ 20 mil millones de capital adicional a febrero del 2020 para afrontar potenciales contingencias. Cabe señalar que el ratio que fija la ley es de 10%, frente a un 8% que es el estándar internacional del comité de Basilea y al 11.7% que pide la Superintendencia. El sistema financiero peruano tenía 14.3%.

El sistema financiero ante el COVID-19

Por su parte, Martín Naranjo, presidente de la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), comentó que hubo una rápida capacidad de reacción del sistema ante la pandemia. Programas como Reactiva Perú, FAE Mype, las posibilidades de reprogramar créditos y trabajar las provisiones, fueron muestras claras de la respuesta de política aplicada por el sector ante la crisis sanitaria.

Asimismo, Naranjo remarcó que se reprogramó S/135.000 millones, “eso es la mitad de los clientes, o el 35% del portafolio, o el 17% del PBI o cuatro veces y medio el Reactiva 1, o 2 veces 25 todo Reactiva 1 y 2. Es una magnitud de la respuesta enorme. Ahora el monto está ahí y toca monitorearlo”, declaró.

Sin embargo, hizo énfasis en que la interferencia desde lo político en la discusión del tratamiento de deudas, fijar precios, fusiones y adquisiciones, solo agrega incertidumbre.

Retos

Claudia Cooper, presidenta del directorio de la Bolsa de Valores de Lima (BVL), aseveró que uno de los mayores retos que tiene el sistema y el Perú es combatir la informalidad. “Se nos han presentados nuevos retos: cómo hacemos para poder sobrevivir a una sostenibilidad y cómo hacemos para incrementar la productividad”, dijo

Además, Cooper afirmó que la solidez del sistema financiero será una de las fortalezas del Perú para lograr su crecimiento económico. “El crecimiento que ha tenido el Perú en los últimos 25 años no es casualidad. Es el compromiso del Estado peruano por una institucionalidad económica basada en la apertura comercial, la inversión privada y la estabilidad del sistema financiero”, finalizó.
 

 

Te puede interesar:

 
 

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *